spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

Reinventarse políticamente

Muchos personajes ya están saltando al ruedo político – electoral, unos conocidos, caras nuevas, otros quieren el reenganche, le apuestan a un buen gusto en el diseño de su campaña, con colores llamativos, tipografía apropiada, foto de estudio, con imagen fresca para atraer al indeciso elector.  Algunos  han venido saltando de partido en partido, ya se les vio en ARENA, el Frente, el PDC, PCN, ahora le apuestan al partido Nuevas Ideas (NI); otros quieren seguir en el reenganche, afianzaron su casilla y a otros ya los mandan al asilo, al conocido Parlamento Centroamericano con casi nula incidencia en la coyuntura actual del istmo.   También debemos mencionar que han nacido nuevos partidos y que su oferta es atractiva como VAMOS y Nuestro Tiempo (NT), dónde le han puesto énfasis al currículum y la preparación académica, eso es bueno porque los políticos y los partidos políticos viven anclados en ideas obsoletas, lo de sudar la camiseta por ejemplo, de hacer un trabajo extenuante territorial, cuidar urnas, hacerles mandados a los jefes, destrozarse la espalda bajando bultos de la campaña, en el buen salvadoreño pegar la cholereada para que en un momento dado se le asigne una casilla y alguien pueda al fin propulsar su carrera política, dejando a un lado a la gente preparada, idónea y de altura intelectual.  A lo largo de décadas hemos tenido hasta políticos analfabetas que les tiemblan las manos a la hora de leer algún documento en público o micrófono abierto, peor cuando les dan a leer cifras, o les preguntas algo de historia de nuestro país y sólo conocen el nombre de José Matías Delgado o lo confunden con Gerardo Barrios, eso es realmente vergonzoso, y es por eso amigos, que sudar la camiseta no garantiza político inteligente.

Un pre candidato con un nivel académico superior, con un par de maestrías, cursos, diplomados, o que domine a cabalidad un tema desde su trinchera, aporta  a la legislatura y a su municipio, es un buen nido para el pensamiento democrático racional, existe mayor compromiso de país y puede florecer la ética y los valores en sus acciones; no viene maleado como dirían, ni de la escuela de la vida o la calle donde solo se aprenden artimañas,  la política necesita reinventarse y volver a ser de altura.

Necesitamos políticos comprometidos con el medio ambiente, principalmente aquellos que buscan ser alcaldes, algunos municipios por tener alcaldes apáticos al tema ambiental son grandes contaminadores de ríos, lagos y el océano. Por ende no pueden liderar para que la gente cambie su cultura del desecho, el tiempo pasa y los municipios generan gran contaminación que repercute hasta en la misma salud de las personas, son más vulnerables a los desastres naturales, y a sufrir el embate del cambio climático.  Nunca saldremos adelante con municipios tercermundistas, con gente mal educada que nadan en su propia contaminación, y presupuestos municipales que solo alcanzan para cubrir los salarios. Urge más visión este 2021.

Avatar
Carlos F. Imendia
Columnista Contrapunto

Últimas entradas