domingo, 19 mayo 2024
spot_img
spot_img

Reflexionando sobre las encuestas: una valoración de su aporte

¡Sigue nuestras redes sociales!

spot_img

Por Walter Fagoaga.

De un tiempo para acá las encuestas se han convertido en parte importante de la dinámica política-electoral del país, tanto así que se ha abierto – nuevamente– un debate alrededor de estas, entre validadores y detractores de sus resultados; por supuesto, son dos formas de interpretarla, cuando favorecen se promueven y cuando no, pues se desacreditan, pero ¿cómo podemos valorarlas escapando de esta dicotomía?

Hay que aclarar, siempre se han debatido los resultados de una encuesta, ya que en muchas ocasiones se han utilizado para manipular la opinión pública; y sociólogos como Pierre Bourdieu o Jürgen Habermas, que han teorizado sobre éstas, han puesto el punto sobre la mesa. No obstante, en los últimos años y gracias a la existencia de varias instituciones que se dedican al tema y que lo han hecho de larga data, aunado con el avance a las redes sociales y el sentido crítico del ciudadano, es más fácil deducir la credibilidad o no de las mismas. Por ello, a continuación, aclaro los puntos sobre la mesa.

Una encuesta es una técnica que se usa para realizar investigaciones de tipo cuantitativo, para medir la percepción de la población sobre un determinado tema, esto, a partir de un muestreo estadístico-probabilístico, donde la aleatoriedad y representatividad juegan un papel fundamental para que los resultados establezcan una tendencia de posibilidades, de cara a un concepto que se llama inferencia estadística.

Esta nos indica (inferencia estadística), – para el caso de un sondeo de opinión sobre elecciones-, que, si el evento se realiza en las mismas condiciones y proporciones características de la muestra, podría generarse un resultado similar; además, se debe valorar el margen de error y  la significancia, que son parámetros estadísticos que permiten determinar el tamaño de la muestra y, por supuesto, articulados con el modelo de análisis, plantear una posible tendencia.

De tal manera, que cuando alguien dice, “yo no contesté esa encuesta por eso no es válida”, comete un error, porque no es un censo, es muestreo y el evento final será el que determinará si los resultados del sondeo se acercaron a la realidad o no, como ya se ha visto, en muchos casos que los resultados no tienen coincidencia, más aún si el margen de distancia entre los contendientes no es reducido, caso contrario, tendría que pasar un hecho extraordinario para cambiar dicha tendencia.

Por tal razón, el tema se vuelve áspero cuando quienes no se ven favorecidos por los resultados buscan desacreditar a los responsables del estudio; pero en vez de hacer eso, deberían mejor reflexionar sobre los resultados, porque el objetivo de un sondeo de este tipo, es mostrar una realidad y aunque esta sea incómoda, la siguiente tarea es buscar las explicaciones, para eso, la ciencias sociales y la metodología de la investigación, en este campo, ofrecen otra serie de métodos y técnicas para hacerlo, pero que quedan soslayados por lo inmediatista de sus prejuicios.

Por último, plantear que de aquí a las elecciones del siguiente año veremos encuesta tras encuesta y de todo tipo. Hay instituciones que se han ganado un reconocimiento por ese trabajo, otras lo están haciendo y cada uno plantea su punto de vista, pero, ningunear el trabajo que se hace porque “a mí no me gustan los resultados” o plantear supuestos “especulativos”, solo demuestra las limitaciones conceptuales sobre el tema y reducen la posibilidad del aprendizaje para tomar el máximo provecho de estos instrumentos tan esenciales en la vida pública actual.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Walter Fagoaga
Walter Fagoaga
Sociólogo e investigador. Doctorando en educación superior por la Universidad de El Salvador. Actualmente Coordinador del Centro de Investigación Científica de la FMOcc-UES.

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias