spot_img
spot_img
lunes, 20 de septiembre del 2021

Recuento de 527 años

Por razones político económicas ha habido un sostenido esfuerzo por romantizar e idealizar aquella épica, así como las consecuencias derivadas, transmitiendo una narrativa divorciada de la verdad histórica

spot_img

Es la cantidad de años transcurridos desde el arribo de las naos del Almirante Colon a suelo insular amerindio; entonces inicio esta historia. 

Desde aquellos días se escribió mucho sobre ello, pero no todo se revisó con la debida propiedad. 

En cambio, por razones político económicas ha habido un sostenido esfuerzo por romantizar e idealizar aquella épica, así como las consecuencias derivadas, transmitiendo una narrativa divorciada de la verdad histórica, contribuyendo no solo a distorsionar los hechos, pero además cobijándolos en valores equivocados y lesivos para la comprensión de las condiciones y circunstancias de aquel episodio. 

Para el caso, es un hecho histórico conocido el que no fue Hispania la primera potencia europea en el arribo a estos lares, pero además el que el Bey de Granada, Boabdil, ya había trazado planes junto a sus almirantes para realizar la travesía a “…los mares de occidente, la tierra verde más allá del horizonte…”, sobre la que Piri Reis, almirante y cartógrafo otomano refería en sus cartas y que solo la derrota del reino nazarí a manos castellanas impidiera.  

El viaje había sido ya estimado primero para 1486 y pospuesto definitivamente para el verano del aciago 1492, de acuerdo a los anales históricos recuperados por Castilla, muy estimados desde entonces por el íntimo circulo de consejeros de Isabel la Católica, “La Primera gran Reina de Europa”, documentos que incluso ahora siguen siendo fuente referente obligatoria de aquellos días, por demás valiosas, por la información de gran estima e incalculable valor académico, adelantada por mucho a su época, que estas contienen[Real Academia de la Historia Española]. 

Tampoco lo relativo a la exaltación del sobre estimado valor de las huestes europeos en los diferentes episodios bélicos implicados en la “conquista”, es un hecho objetivo, puesto que la misma no fue sino una contienda entre pueblos originarios, cuyas pugnas intestinas fueron manipuladas por los europeos y en su provecho, favoreciendo así la agenda del sometimiento, e impidiendo en la práctica y en el tiempo, la construcción de alianzas efectivas entre originarios, a lo que se debe sumar el factor biológico, por el efecto que las enfermedades europeas tuvieron en la población local – la viruela en particular -, cuyos efectos devastadores se han estimado en términos epidémicos, que en sucesivas oleadas habría eliminado hasta el 90% de la población originaria y para 1592(ALDEEU, Cook, Noble David), más o menos 45 millones de personas, de acuerdo a los cálculos realizados por James Taylor, quién también estimó que para el año 1600, en todo el continente americano abría en el mejor de los casos apenas 2 millones de europeos. 

Finalmente, y para efectos prácticos, aquel proceso de sometimiento no fue sino el primer episodio de espolio capitalista registrado por la historia reciente, desde las naciones centrales – Europa – hacia la periferia, América, {“Amerriqua”- Donde Sopla el Viento -, con sus matices lingüísticos como eran conocidas estas tierras por los pueblos originarios (Joaquín Torres García)}, por lo que los males histórico políticos, como vemos, tienen muy larga data. 

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias