spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

Razones para votar por rostro

¿En manos de quién pondremos el destino de nuestra familia, comunidad, colonia, barrio, pueblo, ciudad, país y región?. Es importante  pensarlo varias veces;  ya no es el tiempo de la pasión hay que dar lugar a la razón y al discernimiento y Ud. tiene bastos elementos para hacerlo, y lo invito a que, en una sana discusión, con respeto y sin fanatismo lo revise en familia y amistades cercanas. 

Las cartas están echadas para este 28 de febrero de 2021, vemos en campaña gente joven, mujeres, y personas con experiencia, académicamente bien formadas, pero también con decadencia de valores, en este “mar de aventureros”, nuestros destinos no pueden quedar en las manos de cualquiera. Le invito a reflexionar la posibilidad de votar por rostro, que atinadamente nos ofrece la Ley Electoral. A continuación, las razones por las que considero deberíamos votar por “cara” y  que no nos salga la experiencia “muy cara”:

  1. La institucionalidad partidaria está en deuda con la ciudadanía no podemos seguir otorgando prestamos de confianza cuando están en saldo rojo de credibilidad y reputación  la mayoría de los partidos políticos y sus líderes. Hay otros apartados a los que refiere la Ley Electoral en su artículo 23 donde se prohíbe a los partidos políticos “recurrir a la violencia para el logro de fines políticos”, este es uno de los incisos más pisoteadas, jamás se vio tanto agravio entre membresía y simpatizantes de partidos, basta con asomarse un poco a las redes sociales para constatarlo: como se daña el honor, la intimidad personal y la propia imagen de adversarios y sus familiares,  inclusive hay una clara violencia política hacia las mujeres en contienda.
  2. Las redes sociales están haciendo lo suyo, a diferencia de elecciones atrás, ahora existe la posibilidad de a través de la internet “ juzgar” propuestas, hojas de vida, comparar la oferta individual y razonar. Hace unas décadas votábamos con pasión, ya ese tiempo quedó en el olvido a raíz del desencanto partidario. Haga números a cuántas elecciones se ha presentado a emitir su derecho al sufragio, obsérvese cómo ha evolucionado Ud. y su forma de pensar.  Los niveles de exposición pública de los contendientes le facilitan su decisión, un ejercicio interesante es revisar el pasado, el presente, los logros, la contribución que han hecho a su comunidad,  la formación de quienes serán los padres y madres de la patria. Es importante conocer las plataformas y su coherencia con los grandes problemas del país, es además un mandato de transparencia del Código Electoral.
  3. Son elecciones en tiempos de pandemia, en tiempo de crisis sin precedentes, y como lo diría Platón en La República necesitamos que ciudadanos sabios y educados nos gobiernen, que  las ciencias lleguen al primer órgano del Estado, la academia, la sabiduría y los valores patrióticos, ¿qué partido, realmente en su plenitud ofrece eso?, sencillamente ninguno. Esto debería dar lugar a una amalgama política. Política viene de Polis,  de servir al pueblo, ¿qué partido realmente en su pleno ofrece servir, y en el que sus líderes no se hayan lucrado o se estén lucrando?. Aunado, es necesario una institucionalidad y que los líderes  reconozcan y den valor a nuestra historia.
  4. Todos los partidos ofrecen cuadros idóneos, al razonar el voto se le da incluso la oportunidad a los que ocupan casillas inferiores y que probablemente son mucho más capaces que los primeros en lista, pero están en posiciones bajas porque van como “relleno”, no son “ungidos” o no dan réditos al partido.
  5. Votar por rostro, también implica una forma de refrescar la política partidaria, en la medida en que se encuentran rostros nuevos y personas competentes.
  6. El votar por rostro le permite colorear a la Asamblea Legislativa. Cuando se  seleccionan cuadros de diferentes partidos políticos está dando la oportunidad a una mejor y mayor discusión de la agenda pública y restando espacio a la imposición o tiranía  política que no es sano para un país. Definitivamente en la diversidad está la riqueza, en el diálogo ético abierto y en el contraste de posiciones.
  7. Esta puede ser una campaña pobre en recursos para algunos de los partidos políticos y son sus propios candidatos los que aportan gestión, dinero y voluntarios, eso debería ser la oportunidad para los contrincantes de enriquecer sus propuestas, educarnos y llegar a un votante más crítico.

Ud. podrá tener otras razones para votar por rostro o por bandera y son muy válidas. Pero un ejercicio importante como parte del despertar de la conciencia colectiva, puede ser procesar su voto antes del 28 de  febrero; concilie con su familia un método de revisión individual de los aspirantes, dese a la tarea de analizar  cada una de las propuestas de los contrincantes, su formación, aportes y reputación, vale la pena hacer este  ejercicio de ciudadanía crítica sobre todo con los más jóvenes que comienzan y que es necesario empleen la razón y no la pasión por el bien del país .

spot_img

Últimas entradas