spot_img
spot_img
martes, 26 de octubre del 2021

¿Por qué hay división e intolerancia en la política?

"Grandes atrocidades de la historia fueron cometidas por personas que creían que hacían lo correcto, que creían sinceramente que estaban castigando a los malvados (...). Ninguna ideología moral es infalible", dice Mejía.

spot_img

Por: Mario Mejía


Sabemos de sobra que la política divide a las personas. En muchos espacios sociales se recomienda no hablar de política ni de religión, para evitar conflictos entre las personas.  A lo largo de la historia la política y la religión han sido de las principales causas de todo tipo de conflictos y de guerras. En las redes sociales hierve la polarización política, personas que linchan a otras personas por expresar  sus argumentos u opiniones políticas.

Es necesario explicar por qué las personas se ofenden cuando se habla en  contra de sus creencias políticas.

Los humanos somos los animales que más poder tenemos en el planeta Tierra. El origen de nuestro poder se encuentra en nuestra alta capacidad de cooperación. Nuestra alta capacidad de cooperación  nos ha dado el poder para construir grandes pirámides, majestuosos edificios, aviones, carros, cohetes espaciales etc.  Nuestra alta capacidad de cooperación consiste en  que,  podemos cooperar entre cientos,  miles y millones de individuos sin conocernos personalmente. A diferencia de otros mamíferos que sólo pueden cooperar  si se conocen personalmente, los humanos podemos  cooperar entre cientos, miles y millones.

Los humanos pueden crear gigantescos  grupos de cooperación,  y los otros mamíferos solamente pequeños grupitos de cooperación.

Una de las causas de nuestra  alta capacidad de cooperación,  es nuestro poder para crear ideologías morales. Las ideologías morales  nos dan una concepción de lo que es bueno y de lo que es malo. La moral no sólo es un pegamento que hace posible la cooperación,  también es un fuego que aviva el conflicto entre grupos. El conflicto surge entre grupos  con ideologías morales contrarias o antagónicas pelean. La moral grupal  llama a ejercer violencia en contra de toda persona que no cumpla la moral que el grupo cree que es la correcta.

En muchos conflictos políticos están implicados conflictos morales. Cada bando moral siente indignación en contra del otro bando moral. Por eso que en las redes sociales, las personas partidarias  de una ideología,  linchan y ofenden a  otras personas con ideas políticas distintas. Creen que esas otras personas tienen ideas malvadas, y eso les provoca indignación y deseo de castigarlas.

Un claro ejemplo de conflicto político donde va implícito el conflicto  moral, es en los  temas del aborto y  la eutanasia. Las personas que apoyan el aborto y la eutanasia, consideran que son legítimos derechos, un ejercicio legítimo de libertad sobre el propio cuerpo, por lo tanto, son buenos y prohibirlos es  violencia. Mientras que los opositores consideran que el aborto y la eutanasia son especies de asesinato, por lo tanto son actos  malvados y deben ser prohibidos.

Una persona partidaria del aborto y la eutanasia,  se indignará en contra de la persona que se opone al aborto y a la eutanasia, la considerará una anti derechos, una persona mala, y por lo tanto,  tendrá deseos de castigarla y lincharla en las redes sociales. Una persona opositora al aborto y a la eutanasia, se indignará en contra de la persona que apoya el aborto y la eutanasia, la considerará también una antiderechos y partidaria del asesinato, por lo tanto, una persona malvada que merece ser castigada.

Si crees que una persona es malvada, entonces creerás que merece castigo. Esto explica en gran parte  la crueldad de los linchamientos en redes sociales, esto explica  en gran parte por qué  la política divide a las personas,  el  porqué de la intolerancia.

Grandes atrocidades de la historia fueron cometidas por personas que creían que hacían lo correcto, que creían sinceramente que estaban castigando a los malvados.

Vemos que, la presencia de conflictos morales en los conflictos políticos, es una de las causas de la intolerancia y  la división entre las personas. Los partidarios de diferentes ideologías  morales, promueven cada uno, una idea de libertad de expresión que sólo abarque las propias ideas morales y excluya las ideas morales rivales.  Pero en una sociedad racional y libre, la libertad de expresión debe proteger la expresión de diferentes ideologías morales, aunque sean contrarias o rivales.

Ninguna ideología moral es infalible, por lo tanto, ningún partidario o institución  de una ideología moral, se puede arrogar el poder de decidir qué ideas morales y políticas  deben ser amparadas por la libertad de expresión y cuáles no.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Mario Mejía
Artista salvadoreño y columnista de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias