spot_img
spot_img
miércoles, 27 de octubre del 2021

Ponce apuesta al diálogo con el Ejecutivo

La diputada de ARENA, Milena Mayorga, denunció que el presidente de su partido, Gustavo López Davidson, trató de revertir el protocolo de entendimiento para que el pecenista no asumiera el liderazgo del Palacio Legislativo.

spot_img

Mario Ponce, del Partido de Concertación Nacional (PCN), quien a partir de este 1 de noviembre asume la presidencia de la Asamblea Legislativa en sustitución del arenero Norman Quijano, mantendrá como principio, el diálogo con el Ejecutivo y Judicial.

Ponce, tiene claro que tanto el presidente Nayib Bukele, como el presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Armando Pineda, tienen sus cualidades de conducir sus instituciones, pero aclaró que como presidente del Legislativo, impulsará el diálogo permanente.

Los problemas de país como el desempleo, seguridad, inversión y parte social y económica, debe salir por consenso y eso, solo se logra a través de una comunicación permanente entre los tres poderes del Estado.

En lo que respecta a la parte administrativa del Palacio Legislativo, Ponce manifestó que deberá de hacer una reingeniería. La Asamblea tendrá un presupuesto de $58.3 millones, el mismo que ejecuta en el presente ejercicio fiscal. No incluyeron $1.5 de refuerzo presupuestario para el pago de arrendamientos.

“Habrán algunas medidas que vamos a tomar, pero esta presidencia trabajará de manera plural ya que la Asamblea  está representada por diferentes partidos políticos y las decisiones se toman en la junta directiva”.

Las decisiones se tomarán en conjunto en ese sentido, para fortalecer la institución.

El Palacio Legislativo tiene en sus manos la aprobación del Presupuesto General de la Nación para el 2020; además de empréstitos solicitados por el Ejecutivo, como por ejemplo $91 millones para impulsar la fase II del Plan de Control Territorial (iniciado el 20 de junio).

Ponce señaló que en ningún momento interferirá en el trabajo que tiene la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto, encargada de ver esos puntos.

“Eso de presionar parece como si fuera soberbia. Lo que haremos es colaborar y contribuir a través de un debate serio para darle un presupuesto al país pero de una manera conjunta, a través del diálogo”.

Gustavo López Davidson, presidente del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), no ve con buenos ojos que Ponce sustituya a Quijano, porque a su juicio se ha plegado a la administración de Bukele.

La legisladora Milena Mayorga de ARENA, denunció que se estaban gestando reuniones conspirativas para impedir que el diputado pecenista asuma la presidencia del Congreso.

“Para mi es grave que no se quiera cumplir esa palabra, es un protocolo de entendimiento que lo votamos al inicio de esta legislatura y al día de hoy, existe incertidumbre si Ponce asumirá su rol como presidente. Hago un llamado a los colegas diputados para que nos mantengamos firme y nuestra palabra valga”.


Ponce admite que pueden haber detractores en su contra, pero lo importante es fortalecer la institucionalidad y dado que trabajará en el marco de la legalidad y buenas prácticas de Gobierno, tendrá el apoyo del resto de partidos políticos.

Está consciente de que hay diferencias de criterio y posiciones encontradas, pero romper un pacto político, puede tener sus consecuencias.

“Lo cierto es que yo no debo de guardar rencor, porque los salvadoreños me eligieron para ser una persona sensata y construir grandes acuerdos en beneficio del país; me eligieron para resolver problemas, no para generarlos”.

Ponce tendrá como meta sanear las finanzas del Órgano Legislativo para hacerlo más eficiente. Las decisiones que adopte en todo caso, no serán personales, más bien serán colegiadas.

La Asamblea en el 2009 tenía un poco más de 800 empleados, hoy suman casi 2,500. El incremento de plazas fue durante la presidencia de Guillermo Gallegos de GANA, quien hizo contrataciones desmedidas. Quijano cuando asumió la presidencia en mayo de 2018, despidió a personal que luego fue amparado por la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia.

Mario Ponce reconoció que deberá hacer una reingeniería y de ser posible, aplicar auditorías internas para evaluar al personal y de esta manera bajar la carga que representa tener empleados que incluso, no desempeñan sus funciones adecuadamente en el mejor de los casos, y en el peor, no hacen nada.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias