spot_img
spot_img
lunes, 18 de octubre del 2021

Pobreza extrema aumenta en Latinoamérica, según CEPAL

La ONU asegura que la cifra de personas viviendo en pobreza extrema es mayor, ya que el dato no incluye información de Venezuela, cuyo gobierno no proporcionó la información requerida para el estudio

spot_img

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) presentó su último informe para 2018 sobre la situación de la región latinoamericana, y destacó el aumento récord de los niveles de pobreza que alcanzaron su punto más alto de la década con un 10,2% de familias viviendo en pobreza extrema, es decir, más de 60 millones de personas sobreviven diariamente con menos de $2 dólares.

Naciones Unidas define pobreza extrema como “el estado más grave de la pobreza, un término que se utiliza cuando una persona no puede satisfacer sus necesidades más básicas como alimentarse, beber agua potable, dormir bajo un techo o tener acceso sanitario o a la educación”.

La organización estima que el umbral hoy en dí­a se sitúa en los $1,90 dólares diarios, es decir todas aquellas personas que viven con menos de 57 dólares al mes se encuentran en esta situación. En el mundo, actualmente hay 783 millones de personas en la extrema pobreza.

Y en este sentido América Latina, una región con muchí­simas desigualdades sociales en las que se junta gente con muchos recursos con otros que no tienen nada, contribuye de forma importante al total. Así­, ese 10,2%, que representa que uno de cada diez latinoamericanos viven en la extrema pobreza, se traduce en 62 millones de personas en esta situación a finales de 2017, una cifra superior a la de 2002 (57 millones) y ligeramente inferior a la proyectada para finales de 2018 (63 millones, aunque se mantendrí­a el porcentaje del 10,2%).

Estas cifras tan malas se agravan teniendo en cuenta que el informe no recoge los datos de Venezuela debido a que desde 2015 el Gobierno de Maduro no los proporciona, pero sí­ se sabe con certeza que en los últimos años ha empeorado su situación económica y las dificultades de la población en lo que se refiere a acceso a alimento o a la sanidad.

El progresivo retroceso que ha sufrido la región en el último lustro tiene parte de su explicación en la situación de Brasil, el paí­s más poblado con más de 200 millones de habitantes, que ha sufrido un una importante recesión. En este sentido, la pobreza extrema ha pasado a afectar al 5,5% de su población, mientras que antes lo hací­a al 4%.

Además de la pobreza extrema, la pobreza en la región también viene recogida en el informe de CEPAL. La primera ya se ha analizado cómo se ha disparado, pero la segunda ha logrado mantenerse estable en el 2017 y sigue afectando a un 30,2%, lo que representa a 184 millones de latinoamericanos.

Precisamente el fin de la pobreza es el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estos son un llamamiento universal, impulsado por Naciones Unidas, para la adopción de medidas que pongan fin a la pobreza, protejan el planeta y garanticen que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Se pusieron en marcha en 2016 y seguirán orientando las polí­ticas y la financiación del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) durante los próximos 15 años.

Más allá de la pobreza, la CEPAL también se fija en otros aspectos más positivos como por ejemplo la desigualdad de ingresos, un problema grave y perenne en la región. La Comisión constata que se ha reducido de manera apreciable en la región desde el año 2002. Se mide con el í­ndice de Gini y muestra que ha bajado de 0,543 en 2002 a 0,466 el año pasado. Una cifra a celebrar, especialmente gracias a los avances de Colombia, El Salvador y Paraguay.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias