spot_img
spot_img

Perú, el país de las desigualdades… en la gestión

¡Sigue nuestras redes sociales!

Pedro Castillo: La presidencia peruana es superada por el equipo técnico del candidato de San Isidro, Javier Caprini: José Revilla, Ricardo Stok, Ludwig Meier

Por Hans Alejandro Herrera


El Perú de Castillo es un ejemplo de lo que no se debe hacer en gestión pública. Además de una notoria falta de preparación para el gobierno y la criminal inoperancia, el régimen de Castillo se caracteriza por una notoria presencia de ministros con un perfil que apenas llega al de mando medio burócrata, esto en el mejor de los casos. En cambio el candidato a San Isidro, Javier Cipriani en un derroche de talentos cuenta con un equipo técnico municipal con cualidades propias de ministros de primer nivel. Es cómo comparar combis (el gobierno central) con Mercedes Benz y BMW (en el caso del equipo técnico de Cipriani). Esto no es más prueba de que en el caótico Perú, la desigualdad es un mal que corroe al Estado hasta las vísceras y también hasta los sesos.

Desidia, dejadez o simplemente mezquindad. En Perú sorprende ver qué un equipo técnico de un candidato municipal es capaz de ofrecer personas con una experiencia y conocimiento de gestión que el gobierno central peruano no es capaz de ofrecer. Porque en el gobierno de Castillo no sobran los segundones, es peor, abundan los últimos y peores en la fila, ministros de un mes de duración cuyo currículum en el sector privado sería descalificado por incompetencia para el cargo.

Alegra pero también da envidia que San Isidro pueda disponer de talentos notables. El distrito de San Isidro es del tamaño de un fundo mediano, y sin embargo cuenta con nombres del tamaño de los Andes, nombres que saben, pueden y quieren:

José Revilla, fue vicepresidente para toda Latinoamérica de los gigantes tecnológicos como Lenovo, IBM y la empresa de telecomunicaciones multinacional Telefónica.

Ricardo Stok director general de alta dirección de la Universidad de Piura, ha sido director del Banco de Comercio y ha formado durante 20 años a ejecutivos de todo el Perú.

Ludwig Meier tres veces ministro de Estado. Fue ministro de Pesquería, con el Gabinete Ministerial del Presidente Valentín Paniagua, así como cuando integró el Consejo Ministerial en 1997 durante el Fujimorato.

Estos nombres que hasta parecen excesivos para una municipalidad hacen palidecer gabinetes enteros del gobierno de Castillo. ¿Cómo comparar a Aníbal Torres, Francke o cualquier ministro random con semejantes peces gordos corporativos y ministeriales? No es una desproporción sino una fuga de talentos hacia dentro lo que genera el actual gobierno. Nombres así no es que le queden grandes (ENORMES) a un municipio, sino que es la situación de un país, el nuestro, dónde los mejores han de limitarse a trabajar en sus vecindarios, porque en lo que dure este gobierno no habrá hombres de esta talla. Porque Perú es el país de las diferencias colosales, de las diferencias hasta en la inteligencia. Sin embargo está escrito, los últimos serán los primeros.

Felicitaciones a Javier Cipriani por armar semejante equipo de baloncesto económico para su distrito. Ha sabido pescar el talento en lugar de permitir que se vaya. Porque San Isidro me da envidia. Ojalá el Perú pronto tenga la inteligencia de elegir lo mejor. Ojalá. Dios quiera que si o nos tendremos que mudar todos a San Isidro.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Participe con su comentario

Hans Alejandro Herrera
Hans Alejandro Herrera
Consultor editorial y periodista cultural, enfocado a autoras latinoamericanas, Chesterton y Bolaño. Colaborador de ContraPunto
spot_img

Últimas noticias