jueves, 12 de mayo del 2022
spot_img

PDDH nombra nuevos procuradores en tres áreas de la institución

¡Sigue nuestras redes sociales!

Ricardo Martínez, titular en funciones de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) juramentó hoy a los nuevos titulares de las áreas adjuntas de Mujer y Familia, Niñez y Juventud y Migrantes y Seguridad Ciudadana.

A dos días de haber despedido a los anteriores funcionarios, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) nombró a los sustitutos para las áreas de niñez y juventud, mujer y familia y de migrantes y seguridad ciudadana.

Rosa Guillermina Sandoval, Patricia Serrano y Saúl Baños, son respectivamente, los nuevos procuradores; quienes fueron confirmados por la entidad en sus redes sociales.

El nombramiento de Baños causó especial asombro debido a su pasado reciente como director ejecutivo de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad), una organización de sociedad civil crítica del actual gobierno. Él dejó su cargo a inicios de 2022, después de casi 20 años en la institución.

Guillermo Huezo, uno de los representante del Sindicato de Empleadas y Empleados de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (SEPRODEHES), manifestó que los empleados temen por más despidos, ya que si despidieron a jefaturas importantes también lo harán con otros cargos.

“Nosotros ya tenemos información de que la idea de quitar a estas jefaturas es para seguir quitando gente y empezar con sectores más jurídicos. Esa es la preocupación”, detalló.

Huezo asegura que desde enero hasta marzo la PDDH ha contratado a unas 35 personas para puestos administrativos operativos, y que estas ya están trabajando en en delegaciones y dependencias de la sede central.

El procurador de Derechos Humanos en funciones, Ricardo Martínez, defendió los movimientos en la institución y aseguró que “son cargos que pueden ser renovados en vista de las nuevas políticas y nueva visión que pueda tener una institución”.

Martínez dijo que la información en torno a la destitución de los procuradores adjuntos es “una acción política confrontativa” y remarcó que dichos cargos “son de confianza” y que la ley faculta que sus titulares puedan ser sustituidos “en cualquier momento”.

“El procurador general (Apolonio Tobar) les dio las oportunidades para que pudieran tener una nueva visión de la Procuraduría de Derechos Humanos y ellos no quisieron entrar en esa tonalidad”, justificó Martínez.

El funcionario dijo que las destituciones de los procuradores no tienen un trasfondo personal sino que se trata “del derecho que asiste a las instituciones a renovarse”.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias