spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 31 de julio del 2021

Paradojas del ámbito político social

“Oh tinieblas, sed mi luz”, exclamó Sófocles (poeta trágico griego, 496-406 AC).  Así, desde Sófocles se fue creando un derivado de aquella expresión -que en lenguaje sencillo significa lo opuesto, lo contrario- hasta convertirse en Paradoja, una figura literaria.

En el ámbito político-social-cultural de El Salvador, son muchos los ejemplos de Paradoja. Más allá de lo normal, existe lo que hoy se define como polarización; o sea, división extrema en los sectores político, religioso, económico, social, cultural y hasta en el familiar.

Real e inevitable por ahora, cada quien percibe la polarización según su sentimiento y convicción. Y su apreciación -en una especie de  contrapeso cordial- debe ser respetada, agrade o no. Siempre que su interés sea el bien común.

En una sociedad convulsa como esta, la polarización, exige fraternidad y solidaridad -tan necesarias entre los políticos- sin el único interés de obtener una ubicación política -como fácil modus vivendi- en beneficio del bienestar del pueblo.

En el marco de la pandemia, es paradójico que en la Asamblea Legislativa (AL), por un lado, se pregone interés por ayudar al pueblo salvadoreño, mientras que, por el otro, se retarda la aprobación de algunos préstamos. El viernes 31 de julio -por falta de acuerdos y de voluntad política y a pesar de ser fecha límite- los dos partidos mayoritarios abortaron un crédito de $250 millones con el BID, para varios rubros importantes. Y todo, por una demanda sorpresiva de ARENA, que exigía $5 millones para la alcaldía de San Salvador.

Un periódico definió el fracaso de las gestiones ante la AL, así:

 “… Las fracciones legislativas de ARENA y FMLN habían adelantado su disposición a votar favorable; sin embargo, un cambio de última hora introducido por la bancada tricolor, por medio de la diputada Margarita Escobar, en el sentido que del préstamo se destinaran $5 millones para la alcaldía de San Salvador, botó la negociación alcanzada…” (La Página, julio1/ 2020, 11.03 pm).

Sin embargo, la presión popular y de otros sectores, hizo que el domingo 2 de agosto. se realizara una plenaria extraordinaria, y la aprobación con 59 votos.

Para variar, no votaron ni el FMLN ni Rodolfo Parker y los dos suyos. Cosa esperada, pues ambos grupos son los más férreos detractores y enemigos gratuitos del Gobierno y del pueblo. Esa ha sido la actitud antipopular, durante todo un año.

Paradójico es también el anunciado “cambio generacional” de todos los partidos con sus candidatos a diputado, de cara a las elecciones del 28 de febrero/21. “Nuevos y jóvenes rostros -dicen los dirigentes- para nuestra renovación en beneficio del pueblo…” (Parker, Escobar, Quijano, Romero, Ávila, Hándal, Díaz, Ponce, Reyes, Vargas… (¿?))”. Burla total a la dignidad e inteligencia de los salvadoreños.

Y otra paradoja más, mientras un contingente médico español llega al país, para unirse a la lucha contra la pandemia, en España, en el juicio por el crimen de lesa humanidad contra los Jesuitas (nov.16/1989), se hace pública la participación del diputado Rodolfo Parker, acusado de encubrir y manipular documentos para favorecer a los responsables del horrendo crimen de Ellacuría y otros.

Paradójico también, que el diputado Quijano haya sido el más votado en las internas de su partido, para ir al Parlacen, cuando sobre él pesa un cuestionamiento jurídico por reunión con pandillas, y que fuera favorecido por un voto para no quitarle el fuero y evitarle una acción penal.

Además, se habla de legislar en defensa del honor de  la mujer, pero -paradójicamente- ahí mismo en la AL hay casos pendientes e impunes, de acoso e insultos a algunas diputadas.

Una paradoja que reclama el pueblo a la Asamblea Legislativa es que -sin ninguna coherencia política y de manera irresponsable- algunos diputados exigen rendición de cuentas hasta donde no deben y transparencia, cuando ellos -paradójicamente- jamás las exigieron a los gobiernos anteriores. Esas y otras incoherencias más, como paradojas antipopulares…

“Estas cosas amargas, cotidianas/ se deben de cantar para abultarlas:/ porque ya no es posible que transcurran/ y que sigan…/”, escribió en legítima defensa del pueblo, su poeta tutelar Oswaldo Escobar Velado.

spot_img

Últimas entradas