spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Pandilleros habrían evolucionado con una “tecnología del terror”, dice FESPAD

La experta en seguridad, Jeannette Aguilar, indicó que han documentado cambios en las formas que grupos criminales utilizan para desaparecer personas, asesinarlas y enterrarlas.

spot_img

La experta en seguridad y asesora de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), Jeannette Aguilar, indicó que los pandilleros tendrían un nuevo modo de seguir operando, con el cual lograrían evitar ser detectados por las autoridades de la Policía Nacional Civil (PNC). 

Aguilar indicó, que han documentado cambios en las formas que grupos criminales utilizan para desaparecer personas, asesinarlas y enterrarlas.

Estas variaciones fueron reveladas esta mañana como parte de la primera Investigación sobre el fenómeno de la desaparición de personas en El Salvador, en el que se analizaron casos de desaparecidos entre los años 2014 y 2019.

Asimismo dijo, que esto demuestra una evolución en lo que ella llama "tecnología del terror" y que el estudio presentado permitirá que las instituciones del Estado tomen estos datos en cuenta para que mejoren las investigaciones.

Según la experta, durante el estudio se logró constatar que los grupos criminales, entre ellos las pandillas, están ocupando lugares más remotos para enterrar a las víctimas. 

"Hay una investigación actual de Medicina Legal de cuerpos encontrados en los manglares de la Bahía de Jiquilisco, por ejemplo, donde se dificulta el acceso y la condición salina del lugar ayuda a la descomposición de estos cuerpos", expuso Aguilar.

También se logró constatar que a varios cementerios clandestinos incluso se les da "mantenimiento" para evitar que el césped revele su localización. 

“Esperamos que este estudio contribuya a sensibilizar a la sociedad salvadoreña sobre la alarmante dimensión del fenómeno y sus diversos impactos;a que el Estado salvadoreño cumpla con sus obligaciones de brindar seguridad a la población; buscar a los desaparecidos e identificar sus restos. investigar y castigar a los perpetradores, reparar integralmente a las víctimas y sus familias”, indicó la fundación.

Además, destacaron que la desaparición de personas surge inicialmente como modalidad criminal entre las pandillas por su funcionalidad para generar impunidad penal,  pero prolifera con posterioridad. como un eficaz mecanismo para ocultar homicidios en el marco de acuerdos políticos con fines de rentabilidad electoral. Este atroz delito ejercido cada vez con mayores niveles de sofisticación, ofreció a las pandillas como valor agregado, la posibilidad de  ganar prestigio criminal e imponer su dominio y autoridad en las comunidades, mediante el uso del terror y la intimidación.

“La poca investigación de la mayoría de estos graves hechos,motivada principalmente por el interés político de mantener estadísticas favorables al gobierno de turno,ha servido como incentivo para que diversos actores criminales incluyendo agentes del Estado,recurren a la desaparición de personas como un mecanismo eficaz y de bajo costo para dirimir conflictos y perseguir intencionalidades de distinta índole bajo la lógica de las teorías de economía del crimen, la baja probabilidad de castigo penal que ha existido en este delito versus los diversos beneficios logrados por los perpetradores,han incentivado su uso y convertido a esta ominosa práctica,en un atractivo delito”, indicó Fespad.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias