spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 25 de julio del 2021

Multas en Hamburgo por no respetar el veto a la circulación diésel

Hamburgo, en el norte del paí­s, hizo historia a finales del mes de mayo al convertirse en la primera ciudad germana en declarar la guerra a los malos humos

spot_img

La Policí­a alemana comenzó este jueves en la ciudad de Hamburgo a imponer multas a los conductores que no respeten la prohibición a la circulación de automóviles diésel antiguos impuesta hace tres semanas en dos calles de la ciudad en aras de mejorar la calidad del aire y ajustarse a los lí­mites de la contaminación impuestos por Europa.

Tras una fase de adaptación, los agentes tienen a partir de hoy potestad para sancionar con 25 euros (29 dólares) a los automóviles utilitarios y con 75 euros a los camiones que hagan caso omiso de la nueva normativa.

Hamburgo, en el norte del paí­s, hizo historia a finales del mes de mayo al convertirse en la primera ciudad germana en declarar la guerra a los malos humos. En tramos de dos calles del barrio de Altona-Nord se prohibió el tráfico de vehí­culos de gran tonelaje y de utilitarios que no se ajusten a la última norma anticontaminación comunitaria (Euro 6).

En la ciudad-estado del norte de Alemania, con una población de cerca de dos millones de habitantes, circulan a diario cerca de 265.000 vehí­culos diésel, según datos de la Oficina Federal de Transporte (KBA). De ellos, unos 165.000 son automóviles viejos que emiten una gran cantidad de gases contaminantes.

En 2017, un total de 66 ayuntamientos alemanes superaron los lí­mites de contaminación permitidos. De ahí­ que en la potencia europea se espera que otras urbes, como Stuttgart o Múnich, sigan el ejemplo de Hamburgo y anuncien próximamente ofensivas contra el diésel.

Desde hace meses, en el paí­s se redoblan los esfuerzos para hacer equilibrios que sirvan para contentar a la poderosa industria del automóvil germana -de la que dependen miles de puestos de trabajo- y a una ciudadaní­a cada vez más preocupada por el impacto que las emisiones tienen en el medio ambiente y en su salud.

A ello se suma además la presión de Bruselas, donde la Comisión Europea recientemente demandó a Alemania por no haber reducido suficientemente la contaminación atmosférica.

spot_img

También te puede interesar

Agencia Alemana de Prensa (dpa)
Agencia Alemana de Prensa (dpa)
spot_img

Últimas noticias