spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

Mi encuentro con la historia: la posible máquina del Poeta

En 1960 Roque Dalton y su esposa, Aída Cañas fueron capturados en una hacienda de La Paz; los agentes dijeron que les habían decomisado propaganda comunista, armas y le destruyeron la máquina de escribir. El autor relata un testimonio de que posiblemente estuvo en sus manos partes de aquella máquina

spot_img

Mi padre es un agricultor que año con año se prepara buscando un terreno en alquiler para la siembra, prepara la tierra con chapoda, limpieza y una pasada de rastra cuando el terreno lo permite, la idea es que mi madre no tenga que comprar tortillas para ahorrar un poco.

En el año 2000 mi papá consiguió una manzana de tierra propiedad de la Hacienda San Antonio de El Rosario, La Paz, lugar de donde somos originarios; era el primer año que trabajaríamos ahí, luego de preparado el terreno, junto a mis hermanos comenzamos la siembra, mi papá delante de nosotros con el arado tirado por la yunta de bueyes.

Al tirar la semilla y querer taparla con tierra me di cuenta que el arado había sacado el armazón de una máquina de escribir, me pareció curioso y la desenterré, luego de sembrar varios surcos, fui a descansar a la sombra de un árbol, observando las palancas y parte del teclado de aquella máquina, me preguntaba cómo había llegado hasta ahí y pensé que a lo mejor perteneció al dueño de la Haciendita como le solíamos llamar.

Para aquel tiempo ya había leído Las historias prohibidas del Pulgarcito y La ventana en el rostro, ya “El Poeta” como yo le llamo a Roque me había cautivado, buscaba siempre leer más sobre él, cosa que no era tan fácil a mis 14 años y las limitantes económicas que teníamos en la familia, dicho sea de paso,  Las historias prohibidas del pulgarcito lo compré en el centro de San Salvador en un puesto de libros usados, me costó cinco colones luego de negociar con el vendedor y privarme de algunas cosas para las que había destinado aquel monto.

Años después durante el bachillerato llegó a mis manos un libro del autor Luis Alvarenga llamado “El siervo perseguido, vida y obra de Roque Dalton”; me pareció interesantísimo, pero lo que me marcó fue el relato tomado de un parte de la comandancia de El Rosario La Paz, donde narraba la captura del Bachiller Roque Dalton; quedé atónito, no podía creer que Dalton a quien yo tanto admiraba vivió ahí en mi mismo pueblo.

El relato describía que el 10 de octubre (de 1960) se capturó en la Hacienda San Antonio ubicada en el Barrio El Ángel de El Rosario de La Paz, al Bachiller Roque Dalton en compañía de su esposa y se le decomisó literatura comunista, granadas de mano entre otras cosas y que en el “jelengue” le destruyeron una máquina de escribir y perdió un zapato.

Mi mente viajó en el tiempo y recordó aquella armazón encontrada a escasos 30 metros de la casa de la Hacienda San Antonio donde mi papá hizo su cultivo en el año 2000, sentí una enorme alegría al pensar que fue la máquina de escribir del Poeta. No sé que fue de él pero guardo con alegría este recuerdo y me gusta compartirlo con las personas que como yo admiran a Roque.

Hay muchas personas que se asombran cuando les comentó que Roque vivió en El Rosario, lo ven con poca credibilidad hasta que les muestro las pruebas ya que hay varias versiones en el internet.

Cuando he tenido la oportunidad de visitar otros países, las personas de aquellas naciones identifican a El Salvador solamente por tres personajes, Monseñor Romero, Roque Dalton y El Mágico González, los tres salvadoreños universales.

spot_img

También te puede interesar

Geovany Molina
Periodista
spot_img

Últimas noticias