spot_img
spot_img
lunes, 17 de mayo del 2021

Mauricio Funes, prófugo de la justicia salvadoreña, recibe nacionalidad nicaragüense

El actual presidente Bukele afirma que "está claro que él solo está haciendo todo lo posible porque no lo alcance la justicia. Pero como todos sabemos, esta, tarde o temprano, llega

spot_imgspot_img

El expresidente salvadoreño Mauricio Funes (2009-2014) recibió la nacionalidad nicaragüense junto a su pareja, Ada Mitchell Guzmán y a sus dos hijos, Carlos y Diego. Así­ lo confirma La Gaceta, el medio oficial donde publican todos los anuncios del gobierno de Nicaragua.

Esta nacionalización está vigente desde este martes, aunque fue aprobada el 15 de julio.

De esta manera, el presidente nicaragí¼ense, Daniel Ortega, da un paso más en la protección que ha dado a Funes desde que le concedió asilo polí­tico, en 2016. La Constitución de ese paí­s prohí­be que sus ciudadanos sean sujetos de cualquier tipo de extradición.

Imagen de La Gaceta, edición 30 de julio, donde aparece la nacionalización del expresidente Funes.

Reacción del presidente Nayib Bukele

Esto es lo que Bukele opinó en las redes sociales: 

"A pesar de lo que muchos creen, Funes acaba de cometer un grave error:

Durante todo este tiempo, Mauricio Funes habí­a argumentado que era un "perseguido politico" y que por eso estaba asilado en Nicaragua. Ya que el asilo polí­tico se da, entre otros casos, a los perseguidos polí­ticos.

En realidad todos sabemos que solo es un vil ladrón, pero habí­an algunos cuantos simpatizantes del FMLN que lo apoyaban afirmando, al igual que él, que era un "perseguido polí­tico" y que por eso le habí­an dado asilo.

Pero, en su afán por blindarse de la justicia salvadoreña, el dí­a de hoy, Mauricio Funes, el primer "presidente del cambio", se convirtió en nicaragí¼ense.

En su afán por huir de la justicia, hoy, el nicaragí¼ense Mauricio Funes (quien alguna vez fue Presidente de El Salvador) botó su único argumento, ya que la Constitución Nicaragí¼ense no otorga nacionalidad por "persecución polí­tica".

Está claro que él solo está haciendo todo lo posible porque no lo alcance la justicia. Pero como todos sabemos, esta, tarde o temprano, llega".

En la mismas redes Funes asegura lo siguiente:

Mauricio Funes, celebrando en su cuenta de Twitter que ya no es sujeto de extradición.

El expresidente, ahora un nica más, es un prófugo de la justicia salvadoreña. La Fiscalí­a General de la República (FGR) lo acusa de haber participado en una red de corrupción dentro del Gobierno que malversó US$351 millones en fondos públicos. Los ilí­citos por los que debe responder son peculado y lavado de dinero, entre los principales. Su caso trascendió con la Operación Saqueo Público, que inició y llegó hasta la judicialización con el extitular de la FGR, Douglas Meléndez. Como parte del proceso se han incautado hasta 61 propiedades que estaban a nombre del referido expresidente o de sus allegados.

También hay cinco órdenes de captura en su contra, que ahora quedan en un limbo legal, debido a la nacionalización que ha recibido. El actual presidente, Nayib Bukele, se comprometió a traer a Funes a El Salvador en un perí­odo de 100 dí­as después del 1 de junio. Contrapunto consultó con Casa Presidencial qué medidas tomarí­an al respecto, ahora que sucedió este cambio, pero al cierre de la nota no hubo ninguna respuesta.

En un inicio, Funes aseguró que estaba trabajando en una consultorí­a en territorio nicaragí¼ense. Pero pronto esa consultorí­a evolucionó al asilo polí­tico, y ahora, en la nacionalidad para él, para su actual pareja y sus dos hijos.

Incluso, tanto el exmandatario como su hijo Diego están inscritos como empleados del Ministerio de Relaciones Exteriores, con salarios superiores al promedio de ese paí­s, según reveló una investigación del medio digital Confidencial.

Funes fue el primero en llegar con la bandera del FMLN al máximo cargo en el Ejecutivo. Junto a él asumió, como presidente de fórmula, Salvador Sánchez. Durante su gestión, encontraba cualquier ocasión para criticar a los gobiernos de ARENA y también a sus opositores en la gestión que desempeñó. También fue Funes quien reveló una orden que se habí­a girado para investigar un desví­o de fondos durante la administración del expresidente Francisco Flores (1999-2004) y también unas actividades sospechosas de un fideicomiso que llevaron a la investigación de la exvicepresidenta Ana Vilma de Escobar.

Este es el resumen del caso de la red de corrupción por el que se acusa de varios delitos a Mauricio Funes.

https://www.youtube.com/embed/qIEdCvlDPB4

Reacciones de abogados salvadoreños

"Mauricio Funes es una escoria humana", lo definió el abogado Benjamí­n Cuéllar en declaraciones dadas a la prensa local y extranjera.  Agregó que "nunca lo habí­a dicho de nadie, pero ahora si lo digo. Primero que prometió combatir la impunidad y la corrupción". Cuéllar, un experto en Derechos Humanos y director del Laboratorio contra la Impunidad, añadió que protegió a los militares que eran reclamados por la Justicia Universal por el caso de la Masacre de la UCA, en el que fueron asesinados seis sacerdotes jesuitas (cinco de ellos españoles), un salvadoreño y dos mujeres, también salvadoreñas.

"Funes busca refugio en un paí­s donde gobierna un régimen represivo y violador de los DDHH", afirmó el defensor humanitario.

Por su parte la abogada Tahnya Pastor al respecto asegura que: "Vive y vivirá (Funes), eternamente, en ‘zozobra’, porque depende de Ortega (presidente de Nicaragua) y dependerá siempre de la voluntad de terceros para continuar evadiendo la justicia. Le doy unos 15 años para que caiga, pero que cae, cae".

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias