spot_img
spot_img
sábado, 16 de octubre del 2021

Mal dí­a en Wall Street, sin llegar a extremo de 2009

Al sonar la campana en la Bolsa de Nueva York, este amplio selectivo cerró la sesión situándose en los 2,771.45 puntos, cuatro veces por encima de aquella cifra, aunque eso implicó un retroceso del 0.65 % respecto a la jornada anterior

spot_img

Wall Street tuvo este miércoles un mal dí­a, y ya van tres seguidos, pero aún así­ estuvo lejos del 6 de marzo "infernal" que vivió hace exactamente diez años, cuando el í­ndice S&P 500 tocó fondo durante la crisis financiera y bajó a unos demoní­acos 666 puntos durante la jornada.

Al sonar la campana en la Bolsa de Nueva York, este amplio selectivo cerró la sesión situándose en los 2,771.45 puntos, cuatro veces por encima de aquella cifra, aunque eso implicó un retroceso del 0.65 % respecto a la jornada anterior.

El Dow Jones de Industriales perdió un 0.52 %, y el Nasdaq, que aglutina a las principales tecnológicas, un 0.93 %.

Esta semana todaví­a no ha visto ganancias, en un "impasse" a la espera de que Washington anuncie avances en la negociación comercial con Pekí­n para solucionar su conflicto arancelario, entre versiones de que ambas potencias ultiman ya los detalles.

Así­, a falta de novedades, los inversores estuvieron digiriendo datos económicos que les hicieron virar hacia el pesimismo, y más cuando vení­an de la Reserva Federal (Fed), cuyo ajuste monetario ha sido motivo de preocupación en los últimos meses.

La Fed divulgó en su "libro beige", como se conoce a su informe sobre la economí­a, que constata una desaceleración de la actividad a consecuencia del cierre parcial del Gobierno a comienzos de año, de la debilidad de la demanda global y de los mayores costes debido a los aranceles impuestos por EE.UU.

La mayorí­a de distritos en los que se divide el paí­s arrojaron datos positivos, con aumentos salariales y escasez de trabajadores, pero mientras calibra los indicadores que apuntan a una moderación de la expansión económica, la Fed ha anunciado que se tomará con paciencia la próxima subida de los tipos de interés.

Los mercados asimilaron también la cifra del déficit comercial de 2018, publicada por el Departamento de Comercio, que ascendió a 621,000 millones y está en su nivel más alto en diez años pese a las polí­ticas proteccionistas del presidente Donald Trump.

El saldo negativo de la balanza comercial, por su parte, creció en diciembre hasta 59.800 millones, impulsado por el auge de las importaciones y la caí­da de las exportaciones.

Las preocupaciones del parqué neoyorquino se reflejaron en la trayectoria de sus sectores: el de los materiales básicos, vinculado a las tensiones comerciales, fue el único en progresar sustancialmente, un 0.20 %, a la vez que el energético, relacionado con los precios del petróleo, fue de los más perjudicados (-1.28 %).

spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias