spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 29 de julio del 2021

Lo siento, no son “Chicago´s Boys” sino “Esen´s Boys”. Pero es lo mejor que hay

spot_img

En algunos paí­ses se han implementado proyectos de desarrollo económico y social estrechamente vinculados con la academia. Un caso emblemático fue el modelo chileno durante la dictadura militar (1973-1990) en el que se promovieron una serie de reformas económicas concebidas y ejecutadas por académicos provenientes de la escuela de economí­a de la universidad de chicago, los llamados “Chicago Boys”, a quienes se les debe el relativo buen desempeño económico que ha ostentado Chile en los últimos 30 años.

En mi opinión, es buena práctica que los partidos o proyectos polí­ticos impulsen un plan de gobierno soportado por la academia, algo que particularmente en El Salvador no ha ocurrido.

En efecto, algunos gobiernos de ARENA se nutrieron de cuadros y planteamientos provenientes de FUSADES, institución académica que suele elaborar hojas de ruta quinquenales con el afán de proveer de insumos a los programas de gobierno, sin embargo, esa nutrición fue incompleta; los anteriores gobiernos de ARENA sólo tomaron de FUSADES contribuciones espurias, de hecho, fue el primer gobierno del FMLN quien ejecutó una de las mejores contribuciones de FUSADES: la focalización de los subsidios.

Los gobiernos del FMLN, aparte de alimentarse de algunas ideas de FUSADES, también se han nutrido de cuadros y planteamientos provenientes de la UCA, aunque esa fuente de nutrición le ha resultado en el mejor de los casos mediocre. Ejemplo de ello, están los desafortunados o insignificantes resultados obtenidos por cuadros insignias de la facultad de economí­a de la UCA en su paso por ISDEMU, Ministerio de Economí­a, Banco Central de Reserva y Banco de Fomento Agropecuario.

Aprendiendo del pasado y como un rasgo llamativo en estas elecciones, ARENA ha mostrado una clara intención de nutrirse sustancialmente de cuadros y planteamientos de la academia, optando en esta ocasión de alimentarse de la ESEN y no de FUSADES, llevando como su vicepresidencia a la decana de la facultad de economí­a de la ESEN, algo que es una ventaja considerable con respecto al resto de competidores en contienda.

Si bien, la ESEN está lejos de tener el capital humano del talante de una escuela de Chicago, es sin duda lo mejor que hay. Ello deberí­a de alertar a la UCA y a la UES sobre el deterioro es sus cuadros académicos. Y es que gran parte de la mala gestión de los gobiernos del Frente se ha debido a la deficiente fuente de su nutrición.

En la facultad de economí­a de la UCA por ejemplo, el pensamiento marxista predomina, quedando en el olvido la economí­a neoclásica, es decir el legado de Aquiles Montoya superó al de Javier Ibizate. De seguir así­ cualquier partido de izquierda vivirá maltrecho con hambre de ideas.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias