spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 27 de julio del 2021

Latinoamérica: a sacar lecciones aprendidas del sistema de pensiones en Chile

Lo de Chile fue un experimento de Friedman, lo cual rotuló "el milagro chileno". Todo indica que de milagro no tiene mucho

spot_img

La historia dice más o menos así­:

Chile, inicios de los años 80. La dictadura militar de derecha encabezada por Augusto Pinochet se encuentra en medio de una crisis económica. Su salida; envió a un grupo de economistas de la Pontificia Universidad Católica de Chile a la Universidad de Chicago. El objetivo era instaurar un modelo capitalista de tomo y lomo en el largo y delgado paí­s. El maestro norteamericano era nada menos que Milton Friedman. Los chilenos conocidos como los “Chicago Boys” fueron los promotores de las reformas económicas con una clara orientación monetarista. Más mercado y menos Estado.

Dos años más tarde, en 1982, nacerí­an oficialmente las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Eso si, las y los chilenos se veí­an obligados a cotizar en una de las opciones privadas. Antes de la reforma de los “Chicago Boys”, existí­a un sistema de cajas de pensiones, lo que se conoce hoy como el sistema de reparto.

En los 90 volvió la democracia lo que dió paso a gobiernos de centro izquierda hasta 2010. El panorama, en rigor no varió mucho, salvo que en 2002 el Presidente Socialista Ricardo Lagos promulgó la ley que creaba los multifondos, vale decir, se les otorga la posibilidad a los cotizantes de seleccionar bajo que tipos de fondo desean estar, donde cada uno posee niveles de rentabilidad y riesgos disimiles.

Las pensiones en todo este tiempo han bajas, de tal manera que para muchas personas de mayor edad no era conveniente jubilar, caso que sucede hasta los dí­as de hoy. La centro izquierda mostró una suerte de indolencia e hizo sólo cambios cosméticos. Hubo intención, sí­, se debatió, sí­, pero se hizo algo; no. Hubo, como se dice en la jerga futbolí­stica, “trancadas de pelota” en el ámbito polí­tico.

Lo que está en juego, en definitiva, es el nivel de vida de las personas de mayor edad que en Chile cada vez son más. Según datos de la CEPAL, en Chile para el 2015 habrá un 14.2% de población mayor a 65 años, muy por sobre el 9.1% de 2005. Para el mismo organismo, considerando del 2000 al 2020, Latinoamérica duplicará el número de personas de mayor edad a aproximadamente 80 millones de personas.

En 2005 comenzaron las grandes protestas en Chile por la Educación, sin embargo, ahora se ha puesta en la fila la salud, pero sobre todo, las pensiones. Tal cual, la ciudadaní­a se ha organizado pues el diagnóstico indica que, a todas luces, el sistema actual de pensiones no ha dado el ancho. Ello, pues las pensiones son mí­nimas por sobre las utilidades que poseen las empresas.

Si se trata de comparar, en los paí­ses asociados a la OCDE priman sistemas públicos de pensión cuyo promedio es aproximadamente del 70% de los ingresos que los cotizantes concentran en su vida laboral. La realidad chilena es otra. Las y los trabajadores cotizantes activos en promedio alcanzan un 38% de los ingresos que obtiene en su vida activa. El caso de las mujeres es más dramático, ya que dichas pensiones ponderan un 28%.

A todo lo anterior se le suma la concentración. Pocas manos tiene el monopolio de las AFP´s. En otras palabras, las AFP´s ofician de bancos disfrazados los cuales utilizan los fondos de los contribuyentes para realizar inversiones y así­ incrementar su capital. 

Se ha deslizado la incorporación del Estado, vale decir, que exista una administradora de fondos estatal que empareje la cancha, pero los diversos ministros de hacienda ““dueño de la billetera fiscal- le han cerrado la puerta. El tema sin duda se estará discutiendo en Chile por lo próximos años, mientras miles de chilenos seguirán saliendo a la calle a protestar, liderados por el movimiento “No + AFP´s”.

Lo de Chile fue un experimento de Friedman, lo cual rotuló “el milagro chileno”. Todo indica que de milagro no tiene mucho.

Bien es sabido que las claves para el éxito de establecer pensiones dignas no están escritas, pero sí­ se pueden sacar lecciones aprendidas, más aún cuando muchas naciones se encuentran en proceso de elecciones, donde se asume, los diversos programas de gobierno algo tendrán que decir del tópico que nos convoca en estas lí­neas.

spot_img

También te puede interesar

Enrique Corvetto Castro
columnista internacional
spot_img

Últimas noticias