spot_img
spot_img
martes, 19 de octubre del 2021

Las mujeres la verdadera oposición en México

Desde el 2019 se veía que el movimiento de mujeres se planteaba como una real oposición alternativa a un presidente misógino y al partido machista y patriarcal fundado por él.

Este 2021, en pleno proceso electoral, se hace todavía más clara la misoginia de López Obrador y el machismo patriarcal de Morena que han defendido, a capa y espada, como su candidato a la gubernatura de Guerrero a un violador.

No es la excepción y en otros cargos de elección popular, menos sonados, Morena ha presentado candidatos acusados de abuso sexual y violación.

Los niveles de aprobación del presidente rondan en el 60 % y las preferencias electorales de Morena superan a la de los otros partidos.

Si no hay una oposición fuerte que les haga frente los candidatos de Morena tiene posibilidades de ganar. Es claro y abierto el rechazo del presidente a las causas de las mujeres y que Morena protege a violadores.

En ese marco el movimiento de las mujeres, que trasciende ideologías y partidos, se plantea como una real alternativa. Son las mujeres las que pueden decidir las elecciones del próximo seis de junio.

El movimiento de mujeres, abierto y plural, integrado por una gran cantidad de colectivos feministas muy diversos, y mujeres en lo individual pueden decidir la elección.

En estos dos años el presidente, el gobierno y Morena han manifestado de muy diversas maneras su incomprensión e incluso rechazo a las causas por las que luchan las mujeres. De manera sistemática se han negado al diálogo.

El presidente y su partido no van a cambiar. Ante esa realidad las mujeres y sus organizaciones deben decidir dónde poner su fuerza, que es enorme, y a quién elegir.

Están en condiciones de exigir a los partidos de oposición, si quieren su voto, lo que ellas pidan. Entre otras cosas que cesen los feminicidios y que las mujeres tengan el derecho a decidir sobre su cuerpo.

Las mujeres sin optar por ningún partido pueden usar su fuerza moral y real, para invitar a las mujeres a votar y que ellas en las urnas decidan por quién hacerlo.

En el México de hoy, también en el de ayer, la agenda progresista de las mujeres, parcialmente solo la ha enarbolado el PRD. De cara a la próxima elección tienen que decidir no entre un bien mayor sino frente a un mal menor.

¿Cuál es ese? ¿Votar por Morena, que ya se sabe qué piensa y cómo actúa frente a las causas de las mujeres? ¿Votar por los partidos de la oposición a cambio de compromisos reales y duros? Es, en todo caso, una decisión solo de las mujeres.

Twitter: @RubenAguilar  

spot_img

Últimas entradas