Por Rubén Aguilar Valenzuela

 
De las películas que pude ver en el segundo semestre de 2021, las diez que menciono son las que considero más interesante y me parecieron mejores. En Animal Político aparecieron reseñas de las mismas.

– Noticias del gran mundo (Estados Unidos, 2021) del director Paul Greengrass se sitúa en Estados Unidos de la década de 1860, después de que termina la Guerra Civil. El capitán Jefferson Kyle Kidd (Tom Hanks) se gana la vida leyendo, de manera muy particular y atractiva, lo que dicen los periódicos.

Viaja de pueblo en pueblo y organiza una sesión, por la que la gente paga diez centavos, donde hace una lectura dramática, teatral, de lo que ocurre más allá de su entorno.

– Il divo (Italia, 2008) del director italiano Paolo Sorrentino ofrece un acercamiento a la vida de Giulio Andreotti (1919-2013) (Toni Servillo), que en siete ocasiones fue primer ministro del gobierno italiano. La película combina de manera muy afortunada imágenes en potentes claroscuros con una música brillante que subraya lo que pasa en las escenas. El aborde a la historia de Anderotti y su supuesta relación con la mafia se trata de manera original e ingeniosa. Rompe con los abordajes convencionales que se hacen a la política y a los políticos.

– La madre del blues (Estados Unidos, 2020) del director George C. Wolfe es una adaptación, para el cine de la obra teatral homónima escrita en 1982 por August Wilson. En 1927, la pionera del blues Ma Rainey (Viola Davis) graba un disco en un estudio. Los cuatro integrantes de la banda y la diva interactúan en ese espacio cerrado. La historia nos acerca a la diva del blues que fue una mujer excéntrica y temperamental. Logra lo que nunca ante había hecho una afroamericana en un país profundamente racista.

El Padre (Francia – Gran Bretaña, 2020) es una adaptación de la puesta en escena de Florian Zeller, que también dirige la película. La obra de teatro en Francia se estrenó en 2012 y estuvo en cartelera hasta 2015. Anthony (Anthony Hopkins), que tiene 83 años, está perdiendo la consciencia de su realidad a causa de la demencia senil. Vive solo en un departamento de Londres. En la medida que pasan los días se olvida de cada vez más personas y cosas. Se pelea con sus cuidadoras. Anne (Olivia Colman), su hija, se tiene que hacer cargo de él.

– El Cazador (Australia, 2014) es una película que dirige David Michôd. El tema es el futuro de Australia una década después de la crisis económica mundial. En el interior del país la pobreza y el crimen se extienden a todo el territorio donde pequeñas y aisladas unidades militares tratan de mantener la ley en condiciones adversas y muy limitadas. Algunas minas australianas continúan su actividad y atraen a hombres de todo el mundo que ya no tiene otra posibilidad de trabajo. En el caos de una sociedad moribunda, sobrevivir es una lucha de cada día.

– Retratos de una guerra (Lituania – Estados Unidos, 2018) del director lituano Marius A. Markevicius se sitúa en el marco del proceso de anexión de los países del Báltico (Lituania, Estonia y Estonia) que impulsa Joseph Stalin, para construir la Unión Soviética (URSS). En 1941 Lina Vilkas (Bel Powley), una estudiante de arte de 16 años, su madre Elena (Lisa Loven Kongsli) y su hermano menor, Jonas (Tom Sweet) son deportados a un campo de concentración en Siberia. Todo se derrumba y los proyectos de vida que se tenían contemplados ya no tiene lugar.

– El sonido del metal (Estados Unidos, 2019) es una película que dirige Darius Marder. La historia cuenta como Ruben Stone (Riz Ahmed) pierde la posibilidad de oír. Es el baterista del dúo de metal Blackgammon, que integra junto con la cantante Lou (Olivia Cooke), que es su novia. El director logra trasmitir el camino por recorrer, la odisea, que significa, que un hombre deja el pasado y construya una nueva vida a partir, en este caso de la pérdida de la audición. Ruben sabe que debe seguir e ir hacia delante. No hay espacio para la queja y la lamentación. ¿Cómo será la nueva vida? Con esa pregunta nos deja la película.

Trenes rigurosamente vigilados (Checoeslovaquia, 1966) del director checo Jiří Menzel en 1967 ganó el Oscar como mejor película extranjera. El guion, del propio director, se basa en la novela homónima de Bohumil Hrabal. La estructura de la historia se articula a partir de los problemas del joven Milos (Václav Neckár), y la cotidianidad de los empleados en una estación de los ferrocarriles checos bajo la ocupación alemana durante la Segunda Guerra Mundial. Menzel articula de manera magistral comedia, tragedia, farsa, erotismo y sátira.

– Estados Unidos contra Billie Holiday (Estados Unidos, 2021) del director Lee Daniels trata sobre la historia real de la cantante afroamericana Billie Holiday (Andrea Day). Transcurre entre finales de la década de los cuarenta del siglo pasado y la década de los cincuenta, que son los últimos años de la vida de la cantante. Holiday (1915-1959) trascendió el espacio de la comunidad afroamericana y se convirtió en una de las más importantes cantantes de jazz en Estados Unidos.

El olvido que seremos (Colombia, 2020) es una película del director español Fernando Trueba en base a la novela homónima del colombiano Héctor Abad Faciolince. La historia cuenta la vida del médico Héctor Abad Gómez (1921-1987) (Javier Cámara), padre del novelista, que es asesinado por paramilitares. La novela y la película describe la vida familiar desde la intimidad y lo hace con respeto y también amor. El novelista participa en la elaboración del guion de la película junto con David Trueba.

Twitter: @RubenAguilar