spot_img
spot_img
sábado, 15 de mayo del 2021

La vacuna

Se cree que hacer una vacuna es algo sencillo.  Si bien vacunas existen desde 1798 hasta ahora crear una vacuna llevaba un tiempo de 15-20 años. La vacuna contra la polio tardó 20 años y contra el VPH 15 años. Bill Gates ha dicho que la vacuna contra el COVID19 tardará 2 años y siendo él donante de $300 millones para la instalación de las granjas-laboratorios para comenzar a producirla una vez esté lista esta informado de las certezas científicas.

Una vacuna tiene dos elementos: antígeno y activador lograr esta fórmula puede llevar hasta 4 años. Una vez que se tenga se pasa a probarla en animales y esto tarda otros 2 años. Si funciona en animales inician los ensayos clínicos en humanos que van desde 5 -10 años.

Hasta ahora así nos habían dicho que era el proceso de crear vacunas. Lo novedoso en los avances de la vacuna contra el COVID19 es que pesar la carrera contra el tiempo se ha obtenido grandes avances que permiten garantizarnos que pronto estará la vacuna. Pero es más bien la presión de gobiernos preocupados por la vuelta a la normalidad económica o ganar apoyos populares que presionan a la ciencia porque la única forma en que podremos decir que la pandemia ha terminado no es cuando se tenga la vacuna sino cuando todos estemos vacunados.

Cuando hablamos de vacunas debemos entender que es más fácil fabricar un automóvil que una vacuna. En esta Intervienen: ciencia, logística y cadena de valor. Por eso es que el movimiento anti vacunas o los conspiranoicos encuentran terreno fértil para dudar de las buenas intenciones de vacunarse con una fórmula descubierta en tiempo record.

Para entender la rapidez hay que saber que la globalización ayudó. Hay 100 proyectos en el mundo trabajando la creación de la vacuna que se han intercambiado resultados preliminares entre ellos que han permitido llegar rápido a las vacunas que nos dicen ya existen. Debemos entender entonces que no habrá una sola vacuna sino que finalmente habrá varias en el mercado.

Las voces en contra de esta rapidez con que se ha creado la vacuna contra el COVID19 es que al acelerar el proceso dejan dos preguntas en el aire: ¿eran innecesarios los controles de antes que llevaban hasta 20 años crear una vacuna? O ¿se están haciendo los tontos los organismos reguladores estatales en un afán de conseguir a toda costa una vacuna? Si estas preguntas no son contestadas es indudable que a futuro habrá demandas millonarias por negligencia médica o daños secundarios. Teniendo en cuenta que la cifra involucrada en el negocio de la vacuna COVID19 es de $7,4 billones y que el riesgo de una vacuna esta en ó no lograr llegar ó pasarse de la dosis responder esas dudas no es una cuestión baladí.

II

Imaginemos que ya tenemos la vacuna aprobada. ¿Es fácil hacer millones de copias? La producción en masa de vacunas no se hace en una fábrica o laboratorio. Se necesitan construir (meses) granjas-laboratorios y personal altamente cualificado (que son escasos) que tardan otros meses para crear el virus en huevos de gallina o tabaco que será el antígeno de la vacuna. Y cada lote de vacunas que saldrá al mercado debe pasar por un estricto control de calidad. Y cada vacuna necesita su propia granja, no se puede hacer la vacuna contra el COVID19 donde se crea la de la polio. Este proceso aun no comienza en occidente y para eso es el dinero ($300 millones) que donó Bill Gates.

Corolario:

La vacuna anunciada para El Salvador de AstraZeneca no ha logrado aprobación final sobre su eficacia. Debido a que los últimos resultados resultaron confusos. El laboratorio usa una tecnología de acido nucleico: mezcló el virus que ocasiona gripe a los chimpancés con una proteína de COVID19 que buscará entrenar la respuesta inmunológica en el organismo humano en caso contraiga el virus. Así se logró la vacuna contra Ébola.

Se aplican dos dosis a los voluntarios con un mes de diferencia. Pero hubo en error en la aplicación de la primera dosis (se aplicó solo la mitad) y en la segunda la cantidad correcta. Pero la que dio una efectividad del 90% fue la dosis incorrecta ya que estos al contagiarse de COVID19 dieron una respuesta más elevada contra el virus y no la correcta (62%). Además que los tamaños y grupos humanos en que se distribuyó pudo haber influido. Por todo eso no se le puede certificar aún.

¿Es posible tener la vacuna en marzo en El Salvador? Todo es posible. ¿Es seguro? No. ¿Qué puede ser más probable? Una medicina o tratamiento mientras llega la vacuna ó seguir tomando las medidas que ya conocemos.

Marvin Aguilar
Marvin Aguilar
Analista político

Últimas entradas