La importancia de la Paz en el Mundo

¡Sigue nuestras redes sociales!

spot_img

Redacción ContraPunto

Los conflictos bélicos son una realidad alrededor del mundo: en la zona Euroasiática está el grave peligro de la guerra entre Ucrania y Rusia, en la que están involucrados Estados Unidos y la Unión Europea.

Ucrania reclama por su territorio invadido y Rusia reclama por sus poblaciones rusas y prorrusas que habitan en esa región y que grupos racistas y neonazis quieren diezmar o al menos someter.

La crisis en esa zona ha tenido repercusiones en la economía del mundo, a consecuencia de que a Rusia sus adversarios le han impuesto sanciones y no puede vender su gas natural; incluso se han saboteado gaseoductos.

La mayor empresa rusa ha amenazado con suspender toda venta de gas que llega a Europa por medio de Ucrania, en respuesta a los supuestos sabotajes en dos líneas que pasan por Dinamarca y Suecia.

Por otra parte está el referendum que en varias zonas prorrusas (15 % del territorio ucraniano), en que en mayoría dichas poblaciones quieren anexarse a Rusia, y que daría píe a que el gigante euroasiático decida tomar posición y reconocer esos territorios como suyos.

Consideramos que la guerra se intensificaría porque EEUU y Europa ya mostraron su oposición.

En estas zonas no sólo hay plantas nucleares, sino que también hay armamento nuclear que podría ser usado como implementos tácticos… Pero nadie sabe como puedes acabar todo aquello y las derivaciones para el futuro del mundo.

Nuestra latitud

Quizás Latinoamérica no está en las esferas de guerras; pero no se libra de convulsiones sociales históricas y luchas internas: sus sociedades pujan cada ver más contra los desgobiernos y la falta de atender las elementales necesidades de las poblaciones.

En El Salvador, existe la esperanza de terminar con el flagelo de la criminalidad pandilleril que por décadas y la pasividad discrecional de los gobiernos y sus élites dejaron crecer el fenómeno hasta convertirse en un monstruo con diferentes aristas duras de atacar y exterminar.

Hay dudas y críticas, como es habitual cuando han aparecido nuevos administradores de la cosa pública, pero nacional e internacionalmente este fenómeno de la violencia criminal estaría viendo la luz a final del túnel.

También hay deudas con las que no se han cumplido, como es la justicia por las atrocidades que de dieron en la guerra civil y que hoy se mantienen con un velo de impunidad. Hace falta combatir más de lleno la pobreza y la marginación social. Pero la esperanza, expresada por la vox populi en las encuestas ha recobrado un poco de brillantez, necesaria para caminar.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Editoriales recientes