spot_img
spot_img
miércoles, 05 de mayo del 2021

“Jóvenes no abandonan escuelas para integrarse a pandillas”

Contrario a lo que podrí­a creerse, un estudio desmiente que la deserción escolar sea una consecuencia de la integración a las pandillas. Está relacionado, pero de otra manera.

spot_imgspot_img

Un estudio realizado por la Universidad Internacional de La Florida, Estados Unidos, afirma que la mayorí­a de adolescentes y jóvenes en El Salvador no desertan académicamente como consecuencia de la integración a grupos pandilleriles, sino que estos se unen a ellas luego de haber tomado la decisión de abandonar el estudio.

La investigación, apoyada por la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), revela que la edad de ingreso a las pandillas oscila frecuentemente entre los 13 y 15 años de edad, siendo la mayorí­a del género masculino.

“El promedio de años de escolaridad entre la muestra de pandilleros encuestados es de 7.3 años; estos datos demuestran que la gran mayorí­a de pandilleros  no completan la escuela secundaria, y solo el 1.1 por ciento a asistido a una institución de educación superior. Estos pueden abandonar las escuelas antes o después de unirse a una organización criminal”, apunta el estudio.

Entérese: ¿Cuantos estudiantes desertaron por delincuencia?

De acuerdo a datos recientes del Ministerio de Educación (MINED), en 2016, 35 mil estudiantes abandonaron las escuelas e institutos. En 2015 desertaron un total de 39 mil escolares; sin embargo, explicaron que las causas del problema son diversas, entre ellas la inseguridad y problemas económicos.

Ante esto, la Universidad de La Florida destaca que el empleo y las oportunidades educativas deben priorizarse en una sociedad violenta y que los planes de prevención deben centrarse en retener a los adolescentes y jóvenes matriculados en escuelas y darles oportunidades profesionales para evitar sean influenciados por pandillas.

Lea: ¿Estudiar sin miedo?

“Una de las caracterí­sticas más comunes en un pandillero es la inseguridad económica, están desempleados y no tienen una fuente estable de ingresos, la mayorí­a son de clase baja y reciben un ingreso familiar mensual inferior a $250”, explica el documento.

Datos recientes de la Dirección General de Centros Penales (DGCP) confirman que en los 23 penales del paí­s existen 78 pandilleros que fueron estudiantes del nivel superior. Además afirma que hay 6 mil 250 mareros que estudiaron noveno grado; 4 mil 771 estudiaron hasta sexto grado; y 2 mil 565 hasta bachillerato.

Entérese: GOES buscará frenar la deserción escolar.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias