spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 31 de julio del 2021

“Hay una especie de zalamería mantecosa”: Quijano

La reunión entre los presidentes del Ejecutivo, Nayib Bukele y Mario Ponce del Legislativo, si bien fue un acercamiento positivo, en la Asamblea. los partidos ARENA y el FMLN, tienen otra forma de ver las cosas.

spot_img

El encuentro del pasado miércoles entre los presidentes del Ejecutivo y el Legislativo, Nayib Bukele y Mario Ponce respectivamente, ha generado en el Palacio Legislativo variadas opiniones. Algunas positivas y otras no tanto.

Al diputado de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Alberto Romero, no le sorprende por ejemplo ese acontecimiento. Está consciente que hay un cambio de estilo de la presidencia de la Asamblea que le ha apostado a acercarse al Ejecutivo.

“A nosotros en la junta directiva lo que nos informaron fue que Ponce iba a una reunión para el tema de los edificios, por ejemplo está el de CEL que tenemos años de estar gestionando y otros edificios que están cerca de la Asamblea”, explicó el legislador de derecha.

Ahora, si ambos presidentes hablaron de otros temas, ya es entre ellos, agregó. Ponce representa a la Asamblea Legislativa como institución y no está embestido con los 84 votos; su partido apenas tiene nueve y me imagino que fue a comprometer a sus diputados, si es que ofreció a Bukele aprobar el Presupuesto General de la Nación 2020 y los préstamos para la seguridad. En ese sentido, él no puede comprometer los votos del resto de grupos parlamentarios.

A finales de octubre, Ponce prometió gobernabilidad al Ejecutivo. Estas palabras las dijo cuando el presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), Gustavo López Davidson, trató de hacer cabildeos con tras fuerzas políticas para cambiar el protocolo de entendimiento, firmado el 3 de mayo de 2018 entre ARENA, PCN y PDC, que permitía la alternancia en la presidencia del Congreso. El arenero Norman Quijano asumió el 1 de mayo del año pasado y concluyó el 31 de octubre pasado, Ponce asumió el 1 de noviembre y concluye el 30 de abril de 2021.

Incluso López Davidson dijo que el PCN los había traicionado por no concurrir con sus votos para la elección del Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar, elegido el 16 de octubre durante la sesión plenaria, con 57 votos.

Y afirmó que el PCN rompió la alianza que se hizo para las elecciones presidenciales. “El Órgano Legislativo no puede quedar en manos del Ejecutivo a través de un partido que no está demostrando independencia”, sentenció en su momento.

El diputado Romero aclaró que tanto en lo que respecta al presupuesto como al préstamo de los $91 millones para la fase II del Plan de Control Territorial, todavía hace falta “mucha tela que cortar”.

Mario Ponce mientras tanto, expuso que el presidente Bukele está de acuerdo en que se hagan cambios en aquellos rubros presupuestarios en donde todavía no hay mucha claridad.

La Comisión de Hacienda de la Asamblea, está convocando a todos los funcionarios del Ejecutivo para que expliquen sus proyecciones de plan de gastos para el otro año. El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ha sido el más crítico y el que ha identificado muchas inconsistencias.

El expresidente y diputado tricolor, Norman Quijano, fue incisivo con respecto a la reunión de ambos presidentes.

“Yo siempre dije que el señor que está en Casa Presidencial (Bukele), todo lo que hace va precedido de un show mediático; yo me confundí, por un momento no sabía si la visita era del Rey Felipe, porque hasta con honores militares de fanfarria y de zalamería (Demostración de cariño exagerada y a veces empalagosa, generalmente para conseguir algo) mantecosa que uno a veces no sabe a qué se refiere”, lo dijo en son de mofa.

La Asamblea es un organismo colegiado, en donde concurren los 84 diputados y no solo una persona.

Ahora, si alcanzaron algún tipo de acuerdo lo aplaudo. Y explicó que tiene constancias de lo que le solicitó al entonces presidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2019), la efemelenista Lorena Peña cuando fue presidenta de la Asamblea (2015-2016), también pidió el edificio de CEL, “al actual ciudadano que está en Casa Presidencial se le pidió todo esto y no hubo respuesta y en su momento nos hizo incurrir en alquileres.

Nidia Díaz, jefa del grupo parlamentario del FMLN, indicó que Ponce fue a título personal a Casa Presidencial para reunirse con Bukele, porque la junta directiva no le ha demandó que hiciera ese encuentro y sabe que tiene (Ponce) un límite, porque no puede hablar a nombre de toda la Asamblea y por tanto no puede comprometer nada y se refirió a los votos para aprobar la partida de gastos 2020 y los préstamos que ha pedido el Ejecutivo.

“Él puede decir una generalidad que no lleva un compromiso, porque eso lo decide el pleno, no sé de qué se trató la reunión, si se comprometió y el otro (Bukele) le haya dicho yo te doy el edificio y tú me das ochocientos mil, si eso no existe”.

Ponce no negó que está teniendo acercamientos no solo con Bukele, sino también  con las fracciones legislativas para buscar acuerdos, porque en la medida que “nos atrasemos, ¿el desgaste para quién es? ¿Es para el Ejecutivo o para el Legislativo? es para nosotros y la gente nos está viendo cuál es nuestro comportamiento con los temas de país”.

Para el pecenista “no podemos cerrarnos a un no, sino que tenemos el compromiso de encontrar una respuesta rápida en función a peticiones concretas que nos atañen a todos.

Recalcó que su reunión con Bukele fue más para tratar temas de interés nacional, no solo por buscar apoyo para arrendamiento de edificios y en el que la Asamblea gasta a razón de $70,000 mensuales y $840,000 al año. El presidente Bukele ya les ofreció en comodato por dos años, unas instalaciones del Ministerio de Trabajo que están en el Centro de Gobierno y del Fondo Solidario de la Familia, mientras el Palacio Legislativo construye y reacomoda su infraestructura.

El dinero que paga la Asamblea por cánones de arrendamiento, se destinarán para compra de medicamentos para el hospital Benjamín Bloom o para el hospital Rosales.

El presiente Bukele ha sido claro, al señalar que “Nosotros vamos acceder siempre y cuando no se cambie un ápice de los resultados que queremos lograr con el Plan Control Territorial.

También preguntó a los diputados que quiere saber qué es lo que no les parece del proyecto de Presupuesto 2020 para no aprobarlo.

La respuesta se la dio el diputado democristiano Rodolfo Parker. En una entrevista matutina adelantó que no dio posibilidad a aprobar el presupuesto este año. “El presupuesto 2020, así como se ha presentado, es imposible que sea aprobado”.

También propuso recortar fondos al Plan Control Territorial. “De los 91 millones de dólares, el componente principal de ese financiamiento en la formación de jóvenes. Nosotros hemos hecho respetuosas observaciones y objeciones a esa solicitud de préstamo”.

Frente a este panorama, las cosas no pintan con un buen panorama. El año ya se está terminando y nada garantiza que los legisladores logren un acuerdo para aprobar el Presupuesto y los créditos en seguridad, por más buena voluntad que tenga el presidente de la Asamblea, Mario Ponce.

 

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias