spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

Hagamos América grande de nuevo

Estoy de acuerdo con Mr. Trump. Nuestro continente siempre ha sido, es y deberá ser grande. Y es nuestro. La grandeza americana es responsabilidad de todos nosotros.

Ya se habrán dado cuenta que estoy hablando de otra América, no la de Trump. América con acento en la é. Bien escrita. Nuestra América es tan grande, que ha forjado la grandeza y el poder de los poderosos del mundo, por quinientos años. Los tesoros de las cortes europeas salieron de nuestro continente, a costo de rí­os de sangre de toda una civilización, para ir a derramar rí­os de sangre de campesinos de otras tierras.

Enriqueció la flora y la fauna mundial con productos, ahora imprescindibles para nuestra dieta diaria. Brindó materia prima y mano de obra regalada, a los centros mundiales de poder, a costa de la destrucción de uno de los más bellos y exhuberantes lugares de la tierra.

América ha sido grande siempre, por su gente que ha aportado su fuerza, creatividad, ingenio, a las artes, la ciencia, la industria, etc. América es única en el mundo, con sus grandes tesoros naturales, los que la ceguera e insensibilidad de los ambiciosos del mundo le llaman “recursos” y “reservas”, y asesinan especies vegetales y animales, en aras de un “progreso”, ensucian las aguas, destruyen montañas, cerros, manantiales. Medio siglo bastó para que destruyeran el paraí­so terrenal, que a la civilización originaria le habí­a tomado milenios en cultivar.

A cambio,la población de América la grande, ha recibido miseria, hambre, crueldad, sometimiento al poder. Las otrora castas gobernantes de las ciudades estados, orgullosas y soberbias, ahora se han convertido en peones de los invasores. Sustituyeron a aquellos que amaban la tierra; cambiaron el concepto pertenencia por el de posesión; se rompió la relación de simbiosis humano-naturaleza, y se impuso la relación parasitaria del humano destruyendo la naturaleza.  Y esa es la miseria de nuestro continente, no la América, sino el sistema que nos sujeta a los americanos a sus invasores, a sus parásitos.

Hagamos América grande de nuevo, es un slogan que tenemos que hacer nuestro. Volver a tomar nuestra dignidad, nuestro orgullo como pueblos. Curiosamente, los Estados Unidos, en estos momentos, han dado la campanada de la unidad ante un gobierno que representa lo más recalcitrante de la civilización actual, la misma que acabó con los millones de habitantes de las bellas praderas del Norte, destruyó la naturaleza y no parece tener suficiente.

El siglo XX significó el levantamiento de la cabeza, el puño, el corazón. América la grande ha llevado la cabeza de las grandes luchas libertarias, anticoloniales, primero, socialistas después, conciliatorias de la sociedad, por último. Por su parte, los Estados Unidos de America sin tilde, aquella que es grande gracias a los millones de inmigrantes de todos los rincones del mundo, de nuevo levanta bandera, por la tolerancia, el respeto y la vida en armoní­a. Tomemos su bandera y aceptemos el reto de Mr. Trump: HAGAMOS AMÉRICA GRANDE DE NUEVO.

spot_img

Últimas entradas