spot_img
spot_img
domingo, 24 de octubre del 2021

Hacienda optimista con la evolución de bonos en el extranjero para solventar crisis por COVID-19

El ministro Fuentes aseguró que se tuvo un precio “justo para la República” por su alta especulación en el mercado internacional.

spot_img

El ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, manifestó su satisfacción por el desarrollo que ha presentado la colocación de los $1 mil millones en bonos, que servirán para financiar la medidas que implementará el gobierno ante las crisis sanitaria y económica que ha provocado el coronavirus.

Fuentes aseguró que se tuvo un precio “justo para la República” por su alta especulación en el mercado internacional.

El Salvador salió el pasado 8 de julio al mercado internacional a emitir $1,000 millones en bonos para un período de vencimiento de 32 años a una tasa de interés de 9.5 %, la más alta de todas las emisiones en el mercado internacional desde 2002 que el país utiliza este mecanismo para fondearse.

El ministro indicó que El Salvador fue la primera nación en salir al mercado con una calificación de riesgo soberano “B-” durante esta emergencia, lo que significa que es “Un país con alto grado de especulación no había salido al mercado”.

Recordó que hace un año El Salvador también salió a colocar $1,097 millones “en condiciones totalmente distintas” en el mercado por el optimismo ante la llegada de Nayib Bukele al poder, con mayores perspectivas de  inversión pública y privada. En esa emisión se obtuvo una tasa de interés de 7.12 % para un período de 30 años.

Tras la nueva emisión, Bloomberg destacó que El Salvador ofreció el cupón más alto de los mercados emergentes este 2020, incluso superó a una emisión de Egipto de mayo pasado por $2,000 millones en bonos a 30 años con una tasa de interés de 8.87 %.

Un bono se vende en el mercado a precio de 100 %, que es el equivalente al cupón que se colocó, en este caso a 9.5 %. Si el valor supera el 100 % se considera que el inversionista está teniendo rendimiento, pero si es inferior significa que hay pérdidas y que incluso la tasa podría haber sido mayor.

En los primeros días de la nueva emisión de El Salvador se comenzó a perder valor y los bonos no se vendieron al 100 %, eso refleja que el mercado espera más tasa de interés entre el 9.75 % o 10 %. Así el precio al que se colocaron los $1,000 millones “fue justo para la República”, afirmó Fuentes.

El funcionario reconoció que las condiciones de riesgo de los países vecinos de Centroamérica tienen mejores condiciones de riesgo, tal cual que Honduras emitió en junio pasado $600 millones a una tasa de interés de 5.62 % para un plazo de 10 años o Panamá con una colocación de $2,500 millones a un cupón de 4.5 % para un período de vencimiento de 36 años.

Por otra parte, aceptó que para finalizar este año estiman que una caída en ingresos del 12%, que significa una pérdida de $900 millones en ingresos tributarios.

En ese sentido, el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes, explicó que hasta la fecha hay una pérdida de $ 648.1 millones.

"De esa pérdida son $290 millones de IVA y $272 millones en pérdida de Renta", dijo el ministro.

Agregó que hasta “al 19 de Julio del año pasado, habían $3,158 millones en pérdidas, a esta fecha hay $2,761 millones, es una caída del 12%. Tenemos una proyección a final del año, de $928.5 en pérdidas".

En este sentido, expresó que la devolución de pago de renta, depende de la fecha en que fueron presentadas, en ese sentido, al 15 de julio se ha pagado un total de 100,326 declaraciones del Impuesto Sobre la Renta, que equivale a $16.6 millones.

"El segundo semestre será complejo hay que buscar recursos, es una época preelectoral, donde siempre la economía se pone más lenta. El BCIE menciona que Centroamérica afronta una contracción económica severa por el COVID-19", detalló.

Asimismo, planteó que la visión del gobierno es reactivar la inversión pública, por lo que consideró que “no es el momento de dejar de gastar, por el contrario, es momento en el que los Gobiernos tienen que comenzar a usar su poder privilegiado para disparar la inversión”.

"Ante la pérdida de ingresos, debe haber un incremento de gasto público. El Estado generó una inyección de gasto público, las transferencias monetarias fue la primera indicación que dio el FMI a los países para que la economía no cayera", concluyó.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias