spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Gremiales Empresariales

El tema por desarrollar: “Gremiales Empresariales” es espinoso, muchos se sentirán aludidos, pero habló con conocimiento de los casos mencionados, pues viví en las entrañas de ARENA, partido al que 12 años atrás le anuncié que estaba acabado.

El 28 de febrero 2021, el 97 % de los salvadoreños en las urnas decide un nuevo rumbo de país.

 Pero existe un 3 % de la población, que aún no sé explica el porqué del resultado.

Este 3 %, incluye un 1 %, quiénes nunca aceptarán la pérdida de privilegios e impunidad. En el 2 % hay emprendedores, confundidos, temerosos y cómplices.

El 1 % gobierna desde 1944 a 1979, pierde un poco de poder durante la guerra, pero retoma el poder los 30 años de bipartidismo.

 Operaron así: financian los partidos, designan los candidatos presidenciales, diputados, el pueblo engañado los elige y luego el 1 % nominan los funcionarios de elección de segundo grado.

De esta forma el 1 % se garantiza inmunidad fiscal y judicial la que extiende a serviles políticos y funcionarios corruptos que malversan el tesoro público.

Esta dictadura se ocultó a la masa con la polarización ideológica.

El 2 % emprendedor nunca gozó de estos privilegios, pero si del financiamiento para sus empresas, volviendo al 1 % sus acreedores, por lo que les preocupa escucharlos decir que la masiva participación electoral es “populismo” y que esto resultará en el establecimiento de una “dictadura”.

No dicen hemos perdido el control de los poderes del estado, ya no podemos contrabandear, ni evadir impuestos Su modelo dictatorial termina el 1 de mayo 2021.

Esta situación conduce una batalla por el control de las “gremiales empresariales” integradas por el 2%, las que desde los gobiernos militares han sido genuflexas y del 1 %.

¿Cómo es esto?

Tras la caída de los gobiernos militares, los dirigentes gremiales designados por el 1 % apoyaron el socialismo impuesto desde el exterior y quienes sufren las consecuencias son el 2 % y sus trabajadores, 1 3 años de terror y destrucción, mientras los cobardes con sus millones abandonan El Salvador.

Ustedes el 2 %, vivieron la guerra junto al pueblo. ¿Se les ha olvidado? ¿Se les olvida que el pueblo en las urnas derrotó al comunismo? ¿O el 1 % los vino a rescatar?

Me permito refrescarles la memoria: el presidente de la Asociación de Exportadores y Beneficiadores de Café acepta la estatización del comercio exterior, a cambio de una onerosa cuota por la transformación del café, condenando a la quiebra al gremio cafetalero.

Los banqueros aceptan las condiciones de la Junta Revolucionaria, a cambio de retirar sus millones. El caso CREDISA, la creación de las AFP, la dolarización, el manejo del precio de las medicinas y otras acciones antes y durante la guerra multiplicaron las millonarias ganancias del 1 %, responsabilidad de dirigentes de gremiales.

Antes conocí la razón por la que Santa Ana nunca se industrializó. A finales de los sesenta, el costo de energía eléctrica en Santa Ana era el más alto de Centro América y un alcalde inició una campaña para reducir las tarifas. El resultado fue una llamada del presidente, ordenando al alcalde que dejará de molestará al dueño de empresa eléctrica. Se privilegia al 1 % y no el desarrollo nacional.

Siendo fundador de ARENA pregunté a un miembro del 1 %: ¿De dónde sale este candidato presidencial? La respuesta fue: es nuestro mandadero. El candidato presidencial era entonces presidente de ANEP, posteriormente fue electo presidente y hoy guarda prisión. Así se expresa el 1 % de quién les sirve y tratan a quien les traiciona.

¿Tendrá el empresariado salvadoreño, los huevos de revelarse y tomar control de “sus gremiales”?

Deben decidir si se unen a sus trabajadores y sumar un 98 o 99 % de ciudadanos dispuestos a salir del subdesarrollo.

La imagen empresarial está dañada, lo muestra el estudio del Instituto Universitario de Opinión Publica (IUDOP).

¿Está el 2 % en contra de que a sus empleados gocen de seguridad, reciban mejor atención en salud, mejor educación, del aumentó la pensión mínima y el salario a policía, ejercito, bomberos, de que haya un plan de gobierno Cuscatlán? Beneficios reciben millones y genera confianza en los hermanos lejanos que desean reunir sus familias e invertir.

¿Dictadura y populismo? O Democracia y progreso.

(*) Ernesto Panamá es Escritor

Ernesto Panamá
Ernesto Panamá
Columnista de ContraPunto, Escritor salvadoreño; Máster en Edición, con 13 obras publicadas

Últimas columnas