spot_img
spot_img
martes, 26 de octubre del 2021

Gobierno tendría que proteger al personal médico que está expuesto al COVID-19

El mandatario salvadoreño, Nayib Bukele, justificó su acción al decir que el decreto viola el principio de equilibrio presupuestario.

spot_img

La suma de los votos de las fracciones legislativas de ARENA, FMLN y PDC, más el voto de Roberto Angulo, del PCN, permitió que la Asamblea Legislativa superara el veto a un decreto que obliga al gobierno a dar equipo de protección, seguro de vida y capacitación al personal médico ante su exposición por la pandemia del COVID-19.

El decreto que la presidencia de la República había rechazado es el 620, que establece que el Gobierno “implementará los mecanismos necesarios para que los profesionales de la salud tengan un seguro de vida que permita la seguridad social de sus familias”, lo que según el mandatario implica una erogación de recursos sin un “estudio del impacto”.

El mandatario salvadoreño, Nayib Bukele, justificó su acción al decir que el decreto viola el principio de equilibrio presupuestario, ya que la Constitución de la República delega al órgano Ejecutivo la dirección de las finanzas públicas y a conservar el equilibrio del presupuesto hasta donde sea “compatible con el cumplimiento de los fines del Estado”.

Por su parte, el FMLN sostuvo que esta postura del mandatario no es coherente con lo registrado en este periodo de emergencia, porque el Legislativo ha aprobado al Gobierno $451 millones por el combate del COVID-19, además del presupuesto general de la nación del año.

En un comunicado, Arena calificó de “incomprensible” el veto a un decreto que garantiza las condiciones de trabajo de los profesionales de la salud ante la emergencia.

Antes de la votación, el presidente Nayib Bukele tuiteó que se había detectado “significativa sospecha de COVID19 en el salón azul de la Asamblea Legislativa” y sugirió “el cierre de la plenaria y el autoaislamiento de todos los diputados y personal” mientras descartan o confirman casos.

Por otra parte, con el decreto se instruyó sobre la necesidad de capacitarlos en el manejo de pacientes en con enfermedades altamente transmisibles como el coronavirus. Los profesionales que no hayan sido debidamente capacitados para atender pacientes con COVID-19, bajo las normas establecidas por la OMS/OPS no podrán atender a pacientes sospechosos de la enfermedad o que ya han sido positivos al virus.

Otro de los beneficios que otorga la normativa es la garantía de un seguro de vida para los profesionales de la salud, el cual permita la seguridad social para sus familias.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias