spot_img
spot_img
domingo, 09 de mayo del 2021

Gobierno habilita cabinas móviles para detectar el COVID-19

El MINSAL realiza unas mil pruebas diarias, pero tienen la meta de llegar hasta 3 mil.

spot_imgspot_img

El gobierno salvadoreño puso a disposición de la población las primeras dos cabinas móviles para la toma de pruebas, una estrategia fundamental de potencias mundiales para cortar la cadena de transmisión del coronavirus.

“Esto es realmente una innovación que el país está haciendo gracias a la iniciativa de nuestro Presidente de la República y a nuestro equipo de salud. Esto nos va a permitir llegar a diferentes lugares”, explicó el gerente general de Operaciones del Ministerio de Salud, Elmer Mendoza.

El funcionario informó que inicialmente se cuenta con dos unidades, pero el objetivo “es llegar a 14 para tener uno por departamento y poder hacer muchas tomas de muestra a los grupos que hemos definido como prioritarios”.

A la fecha, el MINSAL realiza unas mil pruebas diarias, pero “la meta es llegar hasta 3 mil, realmente es algo histórico. Eso nos va a permitir detectar casos y cortar la cadena de transmisión”, agregó Mendoza.

Las cabinas de diagnóstico están siendo utilizadas en varios países del mundo. La novedad es que las cabinas en El Salvador son móviles tras ser adecuadas por el Viceministerio de Transporte. El proceso comenzará con pacientes que se encuentran en centros de contención y en hospitales.

Antes de entrar a la unidad, el paciente tendrá que proporcionar sus datos y posteriormente se le tomará la prueba de hisopado. Dos expertos de salud “asistirán al paciente; uno se va a dedicar a la descontaminación de la unidad”, explicó la subdirectora del Instituto Nacional de la Salud, Xochitl Sandoval.

“Estas cabinas tienen todas las medidas de bioseguridad para proteger al trabajador de salud, para proteger a la persona que va a llegar de no estar en áreas de gran concentración, sino que organizadamente”, agregó Sandoval.

El proceso incluye el traslado de la muestra “de forma adecuada para que no se desnaturalice el proceso para la ejecución de la prueba” en el Laboratorio Nacional de Salud Pública y otros dos laboratorios habilitados.

“Como es una prueba de diagnóstico molecular y avalada por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, es una prueba que dura entre siete y 10 horas, ya que es un proceso delicado”, agregó Sandoval.

Al detectar un caso, las autoridades de salud ya tienen establecido un protocolo “para el control no solo de los nexos, sino de los contactos que esta persona haya tenido”, concluyó informó.

El Salvador es el país de la región con más pruebas de COVID-19. El domingo 19 de abril, se tomaron 1,050, de las cuales 1,033 fueron negativas, y 17 positivas. El acumulado de pruebas a la fecha es de 12,210.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias