spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
viernes, 30 de julio del 2021

Gobierno entrante de Guatemala interesado en imitar estrategias del Plan Control Territorial

Los asesores de seguridad buscaran adaptar estas políticas a su realidad, ya que han visto que la estrategia salvadoreña ha logrado en corto tiempo recuperar el control de territorios históricamente dominados por pandillas.

spot_img

Representantes del gabinete de Seguridad del Gobierno entrante de Guatemala aseguraron que están interesados en imitar las estrategias exitosas del Plan Control Territorial, ejecutado en territorio salvadoreño por la administración del presidente, Nayib Bukele.

“Las organizaciones locales no permiten que entren las patrullas militares, hay que pedirles permiso, y eso a partir del 14 de enero se termina. Las maras van a entender que son delincuentes y no dueño de las calles, nosotros queremos recuperar el control territorial de nuestro país y tenemos la esperanza de imitar el éxito salvadoreño”, expresó Gustavo Díaz, asesor de seguridad del presidente entrante, Alejandro Giammattei.

En este sentido, Días sostuvo que buscaran adaptar estas políticas a su realidad, ya que han visto que la estrategia salvadoreña ha logrado en corto tiempo recuperar el control de territorios históricamente dominados por pandillas, cortar los flujos financieros de estos grupos delictivos, detener sus operaciones y disminuir los homicidios.

"Nuestra visión coincide con la de ustedes. Queremos recuperar el control territorial del país, tenemos lugares donde la presencia del Estado se ha reducido a cero por el narcotráfico. Tenemos la esperanza de imitar el éxito salvadoreño. Deseamos que se abra una cooperación honesta y de frente", agregó Díaz.

Asimismo, Díaz afirmó que la estrategia que han construido hasta el momento está en sintonía con el Plan Control Territorial, por lo cual expresó sentirse seguro de que “no estamos en el camino equivocado”.

Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad Pública salvadoreño, Rogelio Rivas, indicó que espera que ambas naciones puedan trabajar de la mano para combatir problemas como: pandillas, tráfico de armas, tráfico de drogas y extorsión

"Este tipo de estructuras operan en la región y en la medida que estemos articulados vamos a dar golpes importantes", aseveró.

El Plan Control Territorial se puso en marcha a partir del 20 de junio pasado en 22 municipios priorizados, dando sus primeros resultados positivos en la reducción de los índices de violencia gracias a la operatividad policial y a la recuperación de territorios.

A la fecha se han reducido los homicidios en un 40% con relación a 2018, el mes de agosto ha sido el menos violento desde los Acuerdos de Paz, con 130 homicidios; y se espera que sea superado por octubre.

El Presidente Nayib Bukele ha lanzado tres fases del Plan: la primera se denomina “Recuperación de Territorios”, seguida de la fase 2, “Oportunidades”; y la tercera,“Modernización de la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fuerza Armada de El Salvador (FAES)”.

La primera fase ha enfocado esfuerzos en la recuperación de territorios históricamente asediados por pandillas, a través de la actuación firme y constante del Estado en los municipios priorizados, identificados con mayor riesgo por pandillas.

Se ha logrado cortar los flujos financieros de estos grupos al margen de la Ley, reducir a cero la comunicación desde los centros penales hacia el exterior con el bloqueo de la señal telefónica, remoción de beneficios otorgados durante “la tregua”, eliminación de penales exclusivos para una pandilla, traslado de reos, requisas estratégicas y adecuación de los penales, aunado el programa de reinserción basado en trabajo que resarza el daño social.

Esto ha sido posible gracias a la Fuerza Operativa Conjunta Anticriminal (FOCA) entre la Policía Nacional Civil y las Fuerzas Armadas de El Salvador (FAES), Secciones Tácticas Operativas (STO), combate a los delitos de impacto, patrullaje y accionar guiado por inteligencia e investigaciones, investigaciones e Inteligencia orientadas a la desarticulación de estructuras de alto interés.

La fase 2 del plan consiste en brindar oportunidades de desarrollo a la población salvadoreña para atender las causas que han llevado a que los jóvenes se unan a las pandillas o se vean obligados a migrar. Es un esfuerzo realizado en conjunto por todo el gabinete social y de seguridad.

Como parte de esta fase se constituyó la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social, a través de la cual se construyen los Cubos en diferentes comunidades vulnerables y estigmatizadas; se incentiva el emprendimiento agropecuario, proyectos culturales y educativos, programas de formación técnica, desarrollo de necesidades básicas de las comunidades y la articulación interministerial para impulsar las oportunidades.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias