spot_img
spot_img
martes, 28 de septiembre del 2021

Gobierno denuncia el hallazgo de medicina vencida en Hospital Rosales

En 2019, el Hospital Rosales tuvo que destruir medicamentos que llevaban ocho años vencidos y aún estaban en sus bodegas. Esto es una muestra de cómo redes de corrupción lactaron de los recursos estatales.

spot_img

El diputado de Nuevas Ideas, José Urbina, recordó y denunció que en 2019 el gobierno salvadoreño tuvo que destruir cargamentos de Amiodarona, Alendronato, Dextrosa, Fenazopiridina, Carvedilol, Enalapril; porque se encontraban vencidos y guardados en el dispensario del Hospital Nacional Rosales.

Ante esto, el parlamentario dijo que la Ley de Protección al Consumidor, en el artículo 14, establece que la venta de medicamentos vencidos está estrictamente prohibida, pero ¿qué pasa si quien compró la medicina fue el Gobierno? En este caso del Hospital Rosales, los medicamentos se adquirieron con fondos del Gobierno de El Salvador en gran parte, otros más venían de donaciones al Fondo Solidario para la Salud (Fosalud) y un puñado más fueron comprados con fondos propios del hospital.

Entre los datos que se dieron a conocer sobre este inusual hecho se mencionaron que los medicamentos entraron a las bodegas del Rosales entre 2010 y 2016, y vencían entre 2011 y 2017, derivando en que medicamentos estuvieron embodegados por hasta ocho años después de su fecha de vencimiento. José Urbina, diputado de Nuevas Ideas, también hizo remembranzas sobre una red de farmacéuticas que desde 1990 vendieron al Estado medicamentos vencidos.

“Enterraron medicamentos en más de 100 establecimientos de salud. El aviso ya está en Fiscalía. Fue entre 1990 y 2009», mencionó el parlamentario. «Las mafias de los fármacos que le vendieron al Estado productos vencidos deben responder ante la justicia. Hace más de un año se puso un aviso ante la FGR. Esperemos resultados con la nueva Fiscalía”, amplió el diputado Urbina.

La venta de medicamentos por farmacéuticas y droguerías al Gobierno ha sido tema de constante polémica, entre redes que hurtaban medicamentos del Ministerio de Salud y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social para reventas ilegales, o compras de estas instituciones en procesos poco transparentes que han derivado que durante 30 años de Gobierno se movieran millones de dólares.

En 2019, la Fiscalía General de la República había anunciado investigaciones contra las redes de personas que sacaron de las bodegas de las instituciones sanitarias.

“No le están robando al Gobierno, sino a la salud del pueblo salvadoreño. Esta red no es nueva. Han robado decenas de millones. La Fiscalía ya tiene el caso. El fiscal Raúl Melara ya dijo que van a entrarle con todo al robo de medicamentos”, expresó el presidente Nayib Bukele en su momento sobre el hecho ocurrido hace dos años.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias