spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
martes, 03 de agosto del 2021

Gobierno alemán condena los ataques a obispos en Nicaragua

Un centenar de seguidores del gobierno de Ortega y paramilitares irrumpieron este lunes en la basí­lica de la ciudad de Diriamba y agredieron a jerarcas católicos

spot_img

El Gobierno alemán condenó este martes severamente los ataques perpetrados el lunes en Nicaragua contra obispos católicos y expresó sus condolencias a los familiares de las más de 300 ví­ctimas mortales que desde mediados de abril se ha cobrado la ola de violencia desatada en el paí­s centroamericano.

"Condenamos enérgicamente los ataques a representantes de la Iglesia católica en Nicaragua que se produjeron en el marco de su mediación a favor del diálogo nacional y del fin de la violencia", señaló el Ministerio de Exteriores germano en un comunicado.

La denuncia de Berlí­n llega tras los disturbios ocurridos el lunes cuando una misión de obispos, periodistas y activistas de derechos humanos fue atacada por simpatizantes del Gobierno en Diriamba, al sur de Managua.

"El Gobierno (de Nicaragua) y las fuerzas de seguridad tienen el deber de garantizar la seguridad de los ciudadanos. Instamos a todos los involucrados a que busquen una solución pací­fica a la crisis por el bien del paí­s y a que continúen trabajando de forma decidida en el proceso de diálogo", rezaba el escrito.

Le puede interesar: “˜Orteguistas”™ irrumpen en basí­lica y agreden a obispos en Nicaragua.

El Ejecutivo de Angela Merkel también llamó a aclarar "rápidamente y de forma extensa" las circunstancias de la muerte de las más de 300 ví­ctimas y pidió que se castigue a los responsables.

El departamento de Exteriores que dirige el socialdemócrata Heiko Maas recordó que Alemania, en lí­nea con el resto de paí­ses miembro de la Unión Europea, aboga por una solución polí­tica de la crisis así­ como por la investigación y esclarecimiento de los actos de violencia.

El ataque de este lunes tuvo lugar después de que los religiosos, acompañados por el nuncio apostólico polaco Waldemar Sommertag, llegaran en "misión humanitaria" a Diriamba, a 43 kilómetros de la capital de Nicaragua, y fueran asediados por decenas de personas, varias de ellas encapuchadas.

Nicaragua vive su peor crisis polí­tica en 40 años desde que comenzó la protesta estudiantil el 18 de abril, que se agravó tras la violenta acción de la Policí­a y paramilitares contra manifestantes civiles.

El Gobierno solo reconoce 47 muertos, mientras organizaciones de derechos humanos independientes suman 309, en su mayorí­a jóvenes estudiantes atacados a tiros por policí­as y paramilitares.

spot_img

También te puede interesar

Agencia Alemana de Prensa (dpa)
Agencia Alemana de Prensa (dpa)
spot_img

Últimas noticias