spot_img
spot_img
viernes, 22 de octubre del 2021

Gerencia de la administración pública, herencia del ARENA-FMLN

Históricamente la administración pública salvadoreña ha sido utilizada por las dirigencias de los partidos polí­ticos para beneficiar en primera instancia a su familia, al colocar a sus parientes en plazas en las diversas instituciones del Estado, con salarios de miles de dólares, son contratados fundamentalmente por su parentesco con los polí­ticos, no por los méritos, la experiencia, formación académica, o por que tengan el perfil para el puesto.

En las últimas tres décadas las dirigencias polí­ticas del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y el Frente Farabundo Martí­ para la Liberación Nacional (FMLN), han utilizado a las instituciones del Estado para mantener económicamente a sus familiares, amigos y correligionarios del partido. Por tal razón, modernizar a la administración pública con tanto parásito es casi misión imposible.

Cuando ARENA deja el poder polí­tico en el año de 2009, y accede el FMLN, éste último partido, no solo dejó en las instituciones públicas a los ex funcionarios de ARENA, sino que contrató más areneros. ARENA y el FMLN son partidos de derecha, defienden los mismos intereses polí­ticos y económicos, la diferencia solo era de forma, por ejemplo los colores y los himnos partidarios.

La cúpula del FMLN, del año 2009 al 2019, prácticamente colocó en los diferentes ministerios e instituciones autónomas a sus respectivos árboles genealógicos, con salarios de miles de dólares, mientras jóvenes profesionales y con deseos de trabajar se encuentran en el desempleo o trabajando en menesteres para los cuales no estudiaron.

En las instituciones públicas los puestos de confianza son cargos polí­ticos, es decir, los gerentes y directores de las unidades que constituyen los ministerios y entidades autónomas del Estado, si los actuales ministros y directores, ahora que por fin tenemos un gobierno democrático, se queda con esa herencia negra del gobierno corrupto del FMLN, será un error. Porque tendrán al enemigo al interior, a través de estos funcionarios de la gestión pasada boicoteando y saboteando el trabajo del nuevo gobierno.

Si los puestos de confianza del FMLN continúan en la administración pública, es como tener ese partido de derecha en co-gobierno, además serán los espí­as que mantendrán informado a la comandantada del FMLN y a la dirigencia de ARENA.

No hay que olvidar, que varios de estas personas de confianza, participaron de una u otra manera en la corrupción institucional.

spot_img

Últimas entradas