spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Frenan en seco buenas semanas en la Bolsa NY

El parqué neoyorquino arrancó con pérdidas este martes y se mantuvo en rojo hasta la finalización de las transacciones, lo que supuso un quiebre de la racha de ocho sesiones consecutivas al alza del Dow Jones de Industriales

spot_imgspot_img

Wall Street frenó este martes los avances de las últimas semanas y fue hacia las pérdidas lastrada por los débiles resultados de la cadena de tiendas de bricolaje y reformas Home Depot y una disparada del rendimiento de los bonos del Tesoro.

El parqué neoyorquino arrancó con pérdidas este martes y se mantuvo en rojo hasta la finalización de las transacciones, lo que supuso un quiebre de la racha de ocho sesiones consecutivas al alza del Dow Jones de Industriales.

El principal indicador de Wall Street se despidió de un 0.78 % este dí­a, al tiempo que el selectivo S&P 500 cayó un 0.68 % y el í­ndice compuesto del mercado Nasdaq se redujo un 0.81 %.

Este resultado representó además para el Dow Jones y el Nasdaq su mayor retroceso diario en tres semanas, según recordaron analistas a la cadena CNBC.

El ánimo de los inversores decayó después de conocerse que Home Depot, una firma radicada en Atlanta (Georgia), alcanzó entre febrero y abril una ganancia neta por acción de 2.08 dólares, ligeramente por encima de la previsión de los analistas, de 2,05 dólares, pero menor a los ingresos esperados para ese periodo.

Un dato macro lo proporcionó por su parte el Departamento de Comercio, al confirmar que las ventas minoristas crecieron un 0.3 % en abril en Estados Unidos, el segundo aumento mensual consecutivo que registra este indicador y que ratifica su buen desempeño, ya que ha crecido en los últimos doce meses a un ritmo del 4.6 %.

También estuvo presente en el interés de los operadores el rendimiento de los bonos del Tesoro, que se mueve de manera inversa a los precios, y hoy cerró con importantes subidas.

El bono del Tesoro a diez años rompió nuevamente la barrera psicológica del 3 % y acabó en el 3.072 %, en niveles no vistos desde julio de 2011, mientras que el de dos años subió hasta 2.58 %, un porcentaje que no habí­a alcanzado desde agosto de 2008.

El bono a diez años se toma como referencia para intereses como las hipotecas o los préstamos para la compra de automóviles, lo que significa que cualquier incremento en su rendimiento puede encarecer el precio del dinero.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias