spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

FMLN-ARENA, la eterna lucha ideológica

¿Qué piensan los representantes de los partidos mayoritarios de sus contrincantes polí­ticos? Analista sugiere que ambos han aportado a la estabilidad y polarización del paí­s

spot_imgspot_img

Los dos partidos mayoritarios no tienen una buena opinión el uno del otro. Por un lado ARENA considera que el modelo de la izquierda salvadoreña no evolucionó y que sus mismas bases le recriminan haberse alejado de la ideologí­a que tuvo en la guerra; por otro lado, el FMLN da cuentas de la “mezquindad” de la derecha salvadoreña asegurando que antepone intereses electorales y a beneficio de sus donantes, antes que del pueblo en general.

En la opinión del diputado de ARENA, René Portillo Cuadra, el modelo de la izquierda salvadoreña ha fracasado a 25 años de la firma de los Acuerdos de Paz.

“El indicador más relevante de lo que digo es lo que ocurrió hace unos dí­as, los sindicatos salen a las calles a protestar, salen vestidos de rojo, cantando y gritando consignas de izquierda porque esos son sindicatos de izquierda. Quiere decir que quien le está reclamando a su partido polí­tico son sus mismas bases de la izquierda, totalmente insatisfechas”, expresó a ContraPunto el parlamentario tricolor.

Expresa que la izquierda salvadoreña carece de evolución pues las mismas personas que iniciaron con grupos subversivos, pelearon la guerra y firmaron la paz, son las que actualmente conducen el partido.

“Desde los 70 hasta finales del 2000 estamos viendo a las mismas mentes dirigiendo un partido polí­tico con una ortodoxia que no le permite darle entrada a la juventud y a otras personas para renovar su visión”, afirma Cuadra, quien además recomienda que es necesario que surja una nueva izquierda propositiva y dialogante.

Pero ¿Qué opina el FMLN de su rival polí­tico? La diputada oficialista, Jackeline Rivera, asegura que ARENA mantiene una agenda electoral y responde a quienes financian su proyecto polí­tico en detrimento de la población.

“ARENA ha tenido una conducta mezquina en contra de sacar adelante al paí­s, siempre buscando un mérito partidario o electoral y con el ánimo de afectar según ellos al gobierno pero quien sale afectado negativamente son los beneficiarios de las obras sociales del gobierno”, manifiesta Rivera.

La parlamentaria expresa que la búsqueda de poder y control interno, han dividido al partido tricolor  entre quién ha financiado a los diputados y quién no se siente representado por ellos a partir del financiamiento que dieron.

“En ningún momento la división interna de ARENA responde a representar al pueblo en general sino a los grupos de interés que se están disputando el poder al interior de ARENA. Lamentablemente esas disputas de poder interno impactan al pueblo salvadoreño”, señala Rivera.

Empero el politólogo salvadoreño Álvaro Artiga, sostiene que ambos partidos han aportado a la estabilidad y polarización polí­tica del paí­s, y cuestiona el papel de oposición que han jugado en el último cuarto de siglo.

 “Durante los 20 años de gobiernos de ARENA los partidos PDC y PCN renunciaron a su papel de oposición e hicieron alianzas con ARENA. Actualmente desde que el FMLN es gobierno, esos mismo partidos, incluyendo a GANA, han renunciado a su papel de oposición”

Señala que los partidos entienden que oposición es solo oponerse y no en términos de dejar que las autoridades y el partido de gobierno gobierne, pero controlar que ese ejercicio de gobierno no se haga de manera abusiva.

Dirigentes de ARENA y FMLN se saludan al concretar acuerdos fiscales. Foto/CAPRES

Artiga asegura que el desencanto de la población hacia los partidos, tal y como lo revela la última encuesta de la UCA, no es nada que les preocupe pues “en cierta forma les da igual si la gente tiene confianza en ellos o no”.

El politólogo avala la tesis que el FMLN de la guerra no es el mismo que está gobernando al paí­s en este momento. “Lejos está tanto el FMLN de la guerra como el FMLN actual de todo el movimiento popular que se gestó en 1970. En la guerra pasó a segundo plano y priorizaban vencer al enemigo y luego de los Acuerdos de Paz, han estado más centrados en tratar de ganar posiciones en las instituciones que implementar polí­ticas que atacaran la injusticia”

Ambos partidos mantienen actualmente fricciones respecto de los acuerdos necesarios para temas de paí­s como fiscalidad, aprobación presupuestaria y seguridad, que han retrasado beneficios directos e indirectos a una población que a diario pide acuerdos y contrapesos para beneficio del paí­s.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias