spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

FGR dice que pandillas fueron asesoradas en técnicas de guerra

Los abogados defensores aseguran que ninguno de los mandos medios ejecutó una acción sin conocimiento de las altas autoridades de seguridad

spot_img

La Fiscalí­a General de la República (FGR) concluyó su tercer dí­a de audiencia inicial el 19 de mayo, en el que reveló nuevos señalamientos en el caso denominado “tregua” por el que 22 personas son procesadas. Entre estas nuevas acusaciones se encuentran más beneficios carcelarios a lí­deres de pandillas, asesoramiento técnico y militar, entre otros; algo que los abogados defensores aseguran que no se pudo hacer sin el conocimiento de las altas jerarquí­as del gobierno Funes.

La parte defensora sostiene que la FGR se contradice al respecto de la autonomí­a y poder de decisión que tení­an presuntamente los 22 empleados penitenciarios y agentes policiales implicados, pues en la parte concluyente de las acusaciones sostiene que fue imposible que todo se manejara a niveles medios y bajos, sin que las autoridades y jerarquí­as gubernamentales lo desconocieran.

“En la relación circunstancial de los hechos, el Ministerio Público manifiesta que los funcionarios involucrados y procesados en este juicio, pueden actuar con autonomí­a y sus decisiones son propias y personales. Sin embargo, cuando concluyen, dicen que es imposible sin las altas jerarquí­as del Estado y el Gobierno, poder tomar ese tipo de decisiones”, expresa el abogado defensor de un jefe policial implicado, Luis Mario Pérez.

La FGR reveló otros de los presuntos beneficios que el Gobierno Funes habrí­a dado a las pandillas durante ese perí­odo de tregua entre 20120 y 2013, que reflejó una aparente y cuestionada reducción de homicidios, algo que la misma FGR descarta.

“Manifiesta el testigo criteriado que él se encargaba de hacer las compras de pollo campero para que con las cajas de las mismas introducí­an los teléfonos celulares, y el mismo dí­a de ir a visitar el penal de Izalco, volví­an a hacer compra del alimento y las cajas al interior de las jabas llevaban teléfonos celulares. Solo las cajas de encima de la jaba contení­an la comida rápida”, dijo el fiscal del caso.

Además dijo que pandilleros eran instruidos en manejo de armas cortas y largas, técnicas de combate con ese tipo de armas y técnicas de retirada y evacuación de heridos.

El Ministerio Público también dijo que todas, o al menos la mayorí­a de acusaciones, dirigen o implican a Raúl Mijango, el exmedidador de la tregua que también está siendo procesado.

“Todas las coordinaciones y el asesoramiento para las pandillas provino de Raúl Mijango, así­ como de elementos policiales. Es decir, el testigo dice que mucho de los palabreros no tení­an la capacidad intelectual para hacer negociaciones o hacer determinadas peticiones”, dijo el fiscal.

Sin embargo, Mijango asegura que se trata de una obsesión de la FGR y que un criteriado puede decir cualquier cosa para salvarse.

“Yo sé que la Fiscalí­a le anda ofreciendo criterio de oportunidad a varios reos para que se presten a atestiguar en mi contra, atribuyéndome delitos que no he cometido. Eso me lleva a la conclusión que hay una especie de obsesión”, dijo el también exguerrillero.

La audiencia inicial ha quedado en receso hasta el lunes 22 a las 8:30 de la mañana, y en ella aún falta que la parte defensora exponga sus argumentos jurí­dicos del caso a favor de los señalados.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias