spot_img
spot_img
sábado, 08 de mayo del 2021

Extienden acuerdo para centro de monitoreo antidrogas

Los datos oficiales muestran un avance en contener el flujo de migrantes que se arriesgan a tomar un ruta peligrosa, sin sus papeles y sin garantí­as de que se van a quedar.

spot_imgspot_img

Estados Unidos y El Salvador extendieron por cinco años más el acuerdo para el funcionamiento del Centro de Monitoreo Antidrogas en Comalapa (CSL, por sus siglas en inglés). Ambos paí­ses enfatizaron la necesidad de combatir el tráfico de drogas, la trata de personas y en crear condiciones para que los salvadoreños encuentren una mejor calidad de vida sin tener que migrar.

El CSL inició operaciones en el 2000 y, en estos 19 años, ha sido un instrumento clave para incautar una cantidad de drogas valorada en US$45,000 millones, indicó la Embajada de los Estados Unidos en El Salvador en un comunicado.

La firma del acuerdo de extensión del CSL ocurrió durante la visita del secretario de Estado en la gestión del presidente estadounidense Donald Trump. Es, hasta el momento, la visita oficial y pública de más alto nivel desde la gestión Trump en El Salvador. Pero también han estado otros funcionarios de alto nivel.

Pompeo se refirió a los resultados recientes del centro de monitoreo, ubicado en el aeropuerto internacional ubicado en San Luis Talpa. Hasta el último perí­odo administrativo, “este centro contribuyó a interceptar un estimado de US$4,000 millones en contrabando de droga. Todos deberí­amos alegrarnos por esto. Hace unas semanas, el 17 de junio, atrapamos una embarcación con más de 7,600 kilos de cocaí­na”, detalló el secretario de Estado.

Bukele, mientras tanto, señaló que el tráfico de drogas, las pandillas y la trata de personas son preocupaciones que ambos paí­ses comparten. “Para nosotros, esta s nuestra relación más importante y queremos fortalecer esa relación en todas las áreas”, dijo. “Nos ven como un socio”, agregó.

De igual manera, Pompeo aprovechó la ocasión para expresar que su paí­s está buscando crear una alianza sólida en todo el hemisferio occidental. “Es importante que, cuando nuestros valores compartidos están bajo un ataque, los paí­ses democráticos con una misma lí­nea de pensamiento se paren hombro con hombro en apoyo a los oprimidos”, comentó Pompeo y puso como ejemplo el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela como uno de los paí­ses que necesitan este apoyo de los demás “gobiernos responsables y democráticos, guiados por el Estado de Derecho”.

El Salvador ha cambiado su posición respecto de paí­ses como Venezuela y Nicaragua. Desde una posición ambigua y sin compromisos en la gestión anterior, a un rechazo directo a gobernantes electos en condiciones que generaron dudas a escala mundial.

Pompeo recordó también el trabajo conjunto que se ha hecho en compartir información y trabajar en equipo para combatir la actividad delictiva de las pandillas.

Baja la cifras sobre el flujo de migrantes salvadoreños

El secretario Pompeo señaló que han observado una reducción en la cantidad de migrantes que buscan ingresar a territorio estadounidense por la ví­a ilegal y aprovechó para dar crédito a las autoridades de México por este cambio.

En parte, esto se puede medir con las cifras de la Oficina de Protección de Aduanas y Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés). Pero esta oficina reporta solo aquellas personas o grupos de personas que han sido detenidos en el sitio limí­trofe, no registra aquellos que no han ingresado todaví­a, ni tampoco a los que pudieron ingresar. La CBP reportó, por ejemplo, que la cantidad de menores de edad salvadoreños que fueron detenidos intentando cruzar por puntos ciegos de la frontera sur de Estados Unidos son 119 hasta junio, en comparación con 833 en 2018 y 1,721 en 2016. Las cifras de años anteriores corresponden a los perí­odos fiscales, es decir, de octubre a septiembre. Los grupos familiares salvadoreños detenidos en frontera fueron 1,264 a junio de 2019, también una reducción de hasta 3,300 en comparación con 2017.

Es importante que la cantidad de migrantes detenidos por la CBP son, en su mayorí­a, hondureños y guatemaltecos. Los que son provenientes de El Salvador, en esas cifras, son menos de la mitad del número de personas y grupos familiares que se registran desde esos paí­ses en los datos de la CBP.

En un tema relacionado, el secretario de Estados aseguró que no discutieron sobre un acuerdo de tercer paí­s seguro, un proceso que sí­ se está siguiendo con Guatemala. Con este acuerdo, los solicitantes de asilo en Estados Unidos podrán esperar la respuesta a su solicitud en un paí­s que tenga el referido acuerdo. Hasta ahora, solo lo han suscrito Canadá y México.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias