spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
sábado, 24 de julio del 2021

Exhumaciones dan nueva esperanza en El Mozote

A casi 35 años del asesinato de un millar de campesinos en el cantón el Mozote y lugares aledaños. El trabajo de recuperación de osamentas llena de optimismo a los familiares de las ví­ctimas que esperan se haga justicia

spot_img

En diciembre de 1981, el Batallón Atlacalt de la Fuerza Armada Salvadoreña (FAES) ejecutó una operación militar en los cantones: El Mozote, La Joya, Toriles y lugares aledaños, al norte de Morazán, masacrando  a 1.000 campesinos, según la Comisión de la Verdad. 

Vea galerí­a completa de las exhumaciones en El Mozote aquí­.

Con la anulación de la Ley de Amnistí­a en 1993 los familiares de las ví­ctimas de masacres ejecutadas durante la guerra civil, que ocurrió en el paí­s de 1980 a 1992, quedaron sin justicia y sin reparación.

El Equipo Argentino de Antropologí­a Forense (EAAF), liderado por Silvana Turner, realizan trabajos de exhumación de osamentas a petición de familiares de las ví­ctimas. Los forenses argentinos que han realizado trabajos de recuperación en un periodo de  1992 a 2016, trabajan en la actualidad en 11 escenas ubicadas en El Mozote, La Joya y Toriles.

Miriam Nuñez de Márquez sostiene ropa de  uno de los parientes de su esposo, José Orlando Márquez, encontrados en una de las escenas donde se realizan las exhumaciones. 

La Sala de lo Constitucional anuló 13 de julio de este año la derogación de la Ley de Amnistí­a. Con está resolución de la Sala, los familiares de las ví­ctimas solicitaron la apertura del caso en el juzgado Segundo de Paz de San Francisco Gotera. El juez Jorge Alberto Guzmán ordenó a finales de septiembre  la reapertura de la acción judicial.

Las exhumaciones en El Mozote y lugares aledaños es en cumplimiento a la sentencia emitida en el 2012 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que responsabilizó al Estado salvadoreño por las ejecuciones realizadas por la Fuerza Armada Salvadoreña.

Pese a que el proceso de reparación que inició en el 2015 por parte de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), los familiares de las ví­ctimas siguen a la espera de justicia para deducir los autores principales de la masacre que según el Centro  por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) es considerada la matanza más grande registrada en América Latina.

VER TAMBIÉN VIDEOS:

El Mozote: Bastión contra la impunidad

El Mozote: El intento de cerrar heridas 

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias