spot_img
spot_img
domingo, 17 de octubre del 2021

“Esta reunión marca un antes y un después”: Bukele

Los presidentes del Ejecutivo y el Legislativo tuvieron un encuentro este miércoles para tratar temas de la agenda nacional, como los préstamos que requiere el gobernante para el plan antidelincuencial.

spot_img

Tras un largo enfrentamiento entre el presidente Nayib Bukele, con los diputados de la Asamblea Legislativa, este día el presidente del Palacio Legislativo, el diputado del Partido de Concertación Nacional (PCN), Mario Ponce, llegó a Casa Presidencial (CAPRES), para conversar sobre temas de interés de país.

El pecenista, desde antes que asumiera la presidencia del Palacio Legislativo el 1 de noviembre, fue claro al decir que buscaría acuerdos y diálogo con Bukele, una posición contraria a la que tuvo su antecesor, el diputado de Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y expresidente del Congreso, Norman Quijano, y que fue criticada también por el presidente del Consejo Ejecutivo Nacional (COENA), Gustavo López Davidson, que aseguró que el PCN siempre se ha acercado al Ejecutivo.

El diputado precisó que gestionará con el resto de grupos parlamentarios para que aprueben los $91 millones que el Ejecutivo presentó al primer Órgano de Estado a través del Ministerio de Hacienda, el 6 de septiembre; y que serán utilizados para la fase II del Plan Control Territorial que se puso en marcha el 20 de junio pasado.


Pero Bukele todavía el martes, criticó a los legisladores cuando convocaron a una sesión extraordinaria para pedir prórroga a la Sala de lo Constitucional por la Ley Especial de Justicia Transicional y Restaurativa para la Reconciliación Nacional, cuyo plazo vence hoy a las cero horas y la Asamblea caería en desacato al no cumplir el mandato de la Sala para aprobar la normativa.


“Sabemos que combatir la delincuencia afecta fuertemente los negocios de los dirigentes de sus partidos, pero la Constitución ordena a los diputados a representar al pueblo entero y no estar ligados a ningún mandato imperativo”, recriminó el mandatario a los políticos a través de su cuenta de Twitter.

Y les recordó que El Plan Control Territorial necesita los fondos de la Fase 2 y 3 ($109 millones presentados recientemente), para continuar el éxito en la reducción de homicidios y otros delitos.

“Pero hasta hoy, solo hemos recibido excusas de parte de los diputados, a quienes parece no importarles la seguridad de los salvadoreños”.

A Ponce, parece que estos comentarios no lo inmutan y por el contrario, escribió en su cuenta: “Es un gusto conversar con el señor presidente Nayib Bukele, sobre los grandes temas que afectan a los salvadoreños. Unidos podemos hacer mucho por nuestros hermanos”. Y la armonía entre ambos como que ya comenzara a dar frutos.

Bukele se comprometió con el presidente de la Asamblea a ceder edificios del  Estado para entregárselos al Palacio Legislativo, para alojar a las fracciones y ahorrar hasta $800,000 al año en arredramientos y esos fondos reorientarlos en la  compra de medicamentos para niños.


“Si los ahorros de la Asamblea en alquiler de edificios pueden servir para medicamentos para la gente, cuente con nosotros presidente Ponce, son recursos importantes para fortalecer el área social del país, de esto se trata esta nueva relación”, confirmó.

Para Ponce, los acuerdos entre órganos de Estado traen buenas noticias, por eso le agradeció al mandatario en nombre de todos los empleados legislativos por ese anuncio.

Luego recalcó que “estamos buscando los espacios para lograr un acuerdo político, para que entremos en una fase donde se puedan construir acuerdos que beneficien al país”.


¿Y en la otra esquina?


Y mientras Ponce y Bukele se llenan de elogios por ese acercamiento que han tenido los dos poderes del Estado, en la Comisión de Hacienda, los diputados recibieron al ministro de Justicia y Seguridad, Rogelio Rivas y al titular de Medio Ambiente, Fernando Andrés López Larreynaga.

A Rivas, el diputado Donato Vaquerano de ARENA, le recordaba que “hemos brindado nuestros votos para la aprobación de préstamos para combatir la delincuencia y la implementación de recursos para los agentes de la PNC, pero aún vemos algunas delegaciones que no cuentan con patrullas en buen estado”.


El dirigente arenero López Davidson días antes había cuestionado a Bukele. “no utilice su cargo como Presidente de la República para perseguir a quiénes no opinamos igual y señalamos lo incorrecto, haciendo de la difamación su carta de presentación”.

El grupo parlamentario del FMLN, de igual manera le hacía un par de aclaraciones al ministro de Justicia en el tema presupuestario.

“Ahora se aclaró de voz del Ministro de Seguridad que el incremento de $100 ofrecido por el Presidente de la República al personal de la Policía Nacional Civil  no viene presupuestado para el próximo año”, expuso la diputada de izquierda Anabel Belloso.

“Con las exposiciones de funcionarios respecto al presupuesto, vemos que el gobierno se ha inventado líneas presupuestarias nuevas con asignaciones millonarias, reducen o eliminan importantes programas sociales, eliminan plazas de ley de salario y pasan a contratos, entre otros”, añadió.

“La población debe saber que en el presupuesto 2020, el Gobierno se ha inventado rubros y líneas presupuestarias nuevas para ocultar exorbitantes cantidades de dinero, esto es una clara violación a la Ley de Responsabilidad Fiscal. No incluye el incremento de salarios a la PNC y Fuerza Armada”, indicó.

El ministro de Medio Ambiente, también agarró su tajada. “El presupuesto de Medio Ambiente reduce rubros importantes, pero incluye un rubro nuevo que le denominan "Gastos no Clasificados, bajo la línea presupuestaria Dirección y Administración Institucional, con un monto de $336 mil 350 dólares. Esta línea crece en más de $1.1 millones”, le señalaba la diputada Dina Argueta.

El Gobierno señala que quiere fortalecer el crecimiento económico a través de la puesta estratégica, sin embargo, el presupuesto 2020 para Medio Ambiente se reduce, destacó la legisladora.

El FMLN insistió en la Comisión de Hacienda a las autoridades de Seguridad que informen por qué en el presupuesto 2020 no se le apuesta a la inversión de infraestructura o a nuevos proyectos.

La Comisión de Hacienda continúa recibiendo a funcionarios de gobierno, para que expongan la inversión del presupuesto 2020.


Mientras en CAPRES todo es armonía y buenas relaciones entre Bukele y Ponce, en la Asamblea, las dos fuerzas mayoritarias; ARENA y el FMLN, siguen cuestionando no solo el Presupuesto General 2020, que en todo caso se aprueba con 43 votos, no así el financiamiento para el mismo de $755.8 millones y que necesita el respaldo de 56 votos.

A Ponce le tocará la difícil tarea de buscar acercamientos con ambos partidos. Y si bien puede verse positivo el diálogo con el Ejecutivo, lo más complicado lo tiene en su propia casa, en donde tiene que estudiar qué estrategia usará para convencer a los enemigos políticos de Bukele.

spot_img

También te puede interesar

Carlos Ramos
Periodista salvadoreño
spot_img

Últimas noticias