spot_img
spot_img
jueves, 13 de mayo del 2021

Esperen…

Esperen…

Cuando ustedes nombraron a Saca candidato, yo tení­a 22 años y ni imaginaba que algún dí­a me meterí­a en polí­tica.

Cuándo le dieron decenas de millones de dólares para financiar su campaña electoral, mucho de ellos provenientes de dinero robado de los terremotos, a mí­ ni se me ocurrí­a ser miembro de un partido polí­tico, mucho menos de ARENA.

Cuando ustedes votaron por él, yo fui a las urnas, en la primera vez que votaba para Presidente, y voté por Schafik Hándal, amigo de mi padre y hombre que admiraba.

Mientras ustedes celebraban su gane en ARENA, yo lamentaba que nuestro paí­s habí­a perdido la gran oportunidad de tener un Presidente como Schafik.

Cuando Tony Saca nombró a sus ministros, viceministros, gobernadores, secretarios, directores y presidentes de autónomas y todo su gabinete, lo nombró con gente de ARENA. Ustedes llenaron esos puestos. Yo era un muchacho de 23 años, sin tener nada que ver con ustedes.

Cuando Tony Saca desvió 300 millones de dólares, de los cuales aún no se sabe adónde fueron a parar 275, todos ustedes estaban en ARENA y en el Gobierno, al igual que Tony Saca.

Cuando Tony Saca terminó su Presidencia, todos ustedes seguí­an en ARENA, muchos de ustedes incluso habí­an firmado o recibieron sus cheques. Y ni siquiera lo denunciaron.

El 100% (o sea todos) los delitos que se le imputan a Tony Saca fueron cometidos mientras fue Presidente de El Salvador (llevado por su partido) miembro de su partido y para postre, presidente de su partido.

Ningún delito de los que se le acusa a Tony Saca fue estando fuera de ARENA.

En todo caso, 5 años después, cuando decide volver a correr para Presidente, se inscribe en el PCN, partido que va en coalición con el de ustedes, y de donde se afilió su candidata a vicepresidenta, que además trabajó en su gobierno.

Pierde las elecciones y luego lo meten a la cárcel.

Negocia su pena con un Fiscal que ustedes eligieron y que, por cierto, no es para nada amigable conmigo.

¿Y ahora resulta que yo tengo la culpa?

¿No me quieren culpar también por la privatización de la banca, las pensiones, el IVA, las partidas secretas, la venta de ANTEL o los saquitos de Taiwán?

Tengan un poco de vergí¼enza y mejor devuélvanle al pueblo lo que se han robado.

Avatar
Nayib Bukele
Columnista

Últimas entradas