spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 05 de agosto del 2021

España encierra a sus ciudadanos, gobierno se declara como única autoridad y moviliza FFAA

Una gigantesca cuarentena de 46 millones de personas; podrán salir a la calle en soledad, solo para trabajar, comprar comida o medicamentos; también el gobierno llama a no equivocarse de enemigo: es el coronavirus

spot_img

El Gobierno español ha tomado medidas drásticas y ha aprobado un Estado de Alarma, con lo que  limitará al máximo el movimiento de los ciudadanos en todo el país, con lo que, según El País, toda España queda formalmente.

El decreto consiste en una gigantesca cuarentena de 46 millones de personas, que solo podrán salir a la calle en soledad, según el presidente, para trabajar, siempre que no se pueda hacer desde casa, para comprar comida o medicamentos.

El Gobierno paraliza así el país, pero no completamente la producción, que se mantendrá activa según el decreto, y los ciudadanos podrán desplazarse entre ciudades en coche o en avión para trabajar.

El Gobierno moviliza al Ejército, centraliza todas las decisiones pese al estado autonómico y cierra todos los comercios que no sean imprescindibles. Será la policía la que vigilará que todo el mundo cumpla esta norma, aunque el presidente no habló de multas.

El Consejo de Ministros necesitó siete horas, uno de los más largos de la historia, en medio de un intenso debate entre dos sectores del Gobierno sobre todo por las medidas económicas, que enfrentan al grupo liderado por la vicepresidenta Nadia Calviño, con otro encabezado por Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, aunque en este asunto no se sigue estrictamente la disciplina de partido y hay alianzas cruzadas.

Para explicarlo, el presidente necesitó más de tres horas de preparación, ya que la reunión terminó a las 18.00 y él compareció pasadas las 21.00, más de siete horas después de lo previsto, un retraso que desató todo tipo de especulaciones durante una jornada especialmente tensa.

No equivocarse de enemigo: es el coronavirus

Sánchez llamó especialmente a la unidad de todas las comunidades y de todos los ciudadanos para vencer al virus. “Usaremos todos los recursos a nuestro alcance para combatir la curva del contagio. Es importante no equivocarnos de enemigo, es el virus, y todos debemos combatirlo unidos”, aseguró.

Las medidas que vamos a adoptar son drásticas y van a tener consecuencias”, insistió. El presidente dejó muy claro que todo el país se tiene que poner al servicio de la lucha contra el virus, incluido todo el sector privado y el Ejército. Y todos los cuerpos autonómicos también. “Todos los cuerpos de policía quedarán bajo las órdenes directas del ministro del Interior. Dispondremos de la actuación de las Fuerzas Armadas, el Ejército ya está preparado para ello”, aseguró.

Sánchez pidió disculpas por haber tardado tanto en comparecer y descartó las discrepancias internas con Unidas Podemos. El presidente aseguró que en las siete horas el Consejo de Ministros se dedicó a evaluar con detalle el decreto de alarma y sus consecuencias, y se justificó en que era una situación muy especial. Las medidas económicas quedan, ha explicado, para el próximo consejo. Sánchez trató de disipar la sensación de que la coalición ha quedado tocada después de este cruce. “Hemos tenido un debate sosegado, intenso”, esquivó Sánchez.

Sánchez, partidario de retrasar las elecciones

El presidente casi ha dado por hecho que se retrasarán las elecciones gallegas y vascas, aunque deja que esa decisión la tomen el lehendakari y el presidente de Galicia.

Sánchez trató de dar esperanzas a los ciudadanos con la idea de que ahora es el momento más difícil pero más adelante se logrará aplanar la curva de los contagios hasta lograr que haya más curados que nuevos infectados. “Cortemos la cadena de transmisión del pánicos, paremos los bulos, actuemos con responsabilidad”, insistió en un día lleno de especulaciones ante el retraso del propio Consejo de Ministros. “La emergencia va a pasar, volveremos a los parques, a las terrazas, y nos dispondremos a la recuperación económica y a la normalidad. Pero hasta entonces vayamos todos a una”, insistió para frenar la ola de críticas que ya está recibiendo el Ejecutivo y tratar de rebajar el enfrentamiento político. (El País y Agencias internacionales)

spot_img

También te puede interesar

Agencias Internacionales
Agencias internacionales de prensa
spot_img

Últimas noticias