martes, 25 junio 2024
spot_img
spot_img

El país del para mientras

¡Sigue nuestras redes sociales!

"Parece también que nos hemos acostumbrado al “para mientras” que nos hace normalizar la mediocridad en muchos aspectos": Nelson López Rojas.

spot_img

Por: Nelson López Rojas.

necesitás bofetones
electro-shocks
psicoanálisis
para que despertés a tu verdadera personalidad
[ …]
habrá que meterte en la cama
a pan de dinamita y agua
lavativas de coctel Molotov cada quince minutos
[ …]
R.D.

A menudo bromeo con mis amigos que el tal Nayib me ha arruinado la vida. Ya no siento esa adrenalina que sentía al caminar en el centro de la capital ni la emoción extrema que produce la incertidumbre de viajar en el transporte público con tus implementos de trabajo. Les digo que la vida es aburrida, que la euforia se nos ha esfumado y que pronto nos convertiremos en noruegos con una vida simple. Lo curioso es que hay gente que concuerda conmigo y me dan sus propias teorías sobre el mal rumbo que lleva el país, pero que todo esto es una ilusión transitoria y que, para mientras, hay que acostumbrarse a ver los muertos en los accidentes de tránsito. Tal parece que en El Salvador nos hacen falta muertos para ser felices.

Parece también que nos hemos acostumbrado al “para mientras” que nos hace normalizar la mediocridad en muchos aspectos. Aquellas que tienen un novio feo para mientras llega el Brad Pitt que se merecen; o los que tienen un teléfono de baja gama para mientras compran el que va a causar furor en su trabajo, aunque no tengan para el pasaje; o aquellos que se gastan lo último que tienen para mientras llega el pago y así cumplir con el pago de la moto. Y vivimos en esta colonia o en ese apartamento para mientras se mejora nuestra situación económica y así aspirar a algo mejor, pero, ¿acaso los hermanos lejanos no se iban del país para mientras y nunca regresaron? 

Vivimos en una cultura inmediatista y cortoplacista. Al callcentero no le importa pagar $100 para ir a ver a Bad Bunny o a Caifanes aunque se queje con sus padres que no puede ayudar a pagar el recibo de agua porque no le alcanza. Muchos viven en un multiverso irreal donde quieren pasarla bien sin siquiera tener los fondos para cubrir sus gastos mínimos. ¿Para qué trabajar si el papá de estas criaturas que vive en la USA con TPS les manda dinero para que vivan mejor que él? ¿Para qué trabajar si un OnlyFans me puede sacar de la miseria sin siquiera tener talento para algo? ¿Para qué esforzarse si un suggar daddy puede mantenerlas bonitas mientras les dure el encanto? 

Esa temporalidad nos ha mantenido cautivos por muchos años. 

El MOP o el DOM o como se llame también hacen las cosas para mientras. ¿Cuántas calles tiene el país donde reparan los baches y dejan el ripio a un lado? ¿Cuántas calles nuevas se arruinan porque les faltó un pedazo que se dejó para mientras traían más material? ¿Cuántos accidentes de tránsito ocurren porque la rama que se le puso a la tapadera de la alcantarilla que se robaron también se la han robado?

Nuestra pasividad para cambiar las cosas y la falta de una cultura de denuncia hacen que sigamos aceptando una relación tóxica con gente violenta e intolerante. Esa filosofía del para mientras hace que recibamos las noticias de feminicidios, de hurtos de autos, de abuso del pobre por el rico o de accidentes de tránsito como si nos estuvieran contando un cuento.

Cada uno en lo suyo, es cierto. Pero si podemos cambiar ese para mientras en algo que mejore nuestro entorno, que nos haga crecer como comunidad y que nos haga actuar en lugar de esperar a que alguien nos resuelva algún día, será entonces que no necesitemos esas lavativas molotov que nos proponía Roque.

¡Hola! Nos gustaría seguirle informando

Regístrese para recibir lo último en noticias, a través de su correo electrónico.

Puedes cancelar tu suscripción en cualquier momento.

Nelson López Rojas
Nelson López Rojas
Catedrático, escritor y traductor con amplia experiencia internacional. Es columnista y reportero para ContraPunto.

El contenido de este artículo no refleja necesariamente la postura de ContraPunto. Es la opinión exclusiva de su autor.

spot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias