spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
lunes, 06 de diciembre del 2021

El libre mercado y sus guerras contra el Estado y lo público

En el mundo y especí­ficamente en América Latina se desarrolla una lucha de intereses de paí­ses nacionales versus intereses de gobiernos y grupos económicos poderosos multinacionales, grandes trasnacionales, instituciones financieras y gobiernos.

spot_img

En el mundo y especí­ficamente en América Latina se desarrolla una lucha de intereses de paí­ses nacionales versus intereses de gobiernos y grupos económicos poderosos multinacionales, grandes trasnacionales, instituciones financieras y gobiernos. Lo que ayuda a entender esa realidad social es identificar esos intereses en los conflictos que juegan los sujetos económicos o sociales, sean estos en un paí­s, región o el mismo mundo entero.

Tales intereses son defendidos con estrategias, instrumentos, operaciones para impulsar gobiernos privatizadores. Y aunque parezca increí­ble estos medios operativos son o tienen origen militar. 

A. Un primer instrumento de origen militar es el denominado Lawfare. Este puede entenderse como legalidad formal.

“Que es el lawfare? Es el uso indebido de instrumentos jurí­dicos para fines de persecución polí­tica, destrucción de imagen pública e inhabilitación de un adversario polí­tico.  Combina acciones aparentemente legales con una amplia cobertura de prensa para presionar al acusado y su entorno (incluidos familiares cercanos), de forma tal que éste sea más vulnerable a las acusaciones sin prueba.  El objetivo: lograr que pierda apoyo popular para que no disponga de capacidad de reacción.” (LAWFARE: LA JUDICIALIZACIÓN DE LA POLíTICA EN  AMÉRICA LATINA. Por Camila Vollenweider y Silvina Romano/CELAG) Articulo publicado en Diario Co Latino del lunes 13 de marzo de 2017, pag. 13 .

El mismo documento amplí­a sobre el significado del law fare:

“El término ´Describe un método de guerra no convencional en el que la ley es usada como un medio para conseguir un objetivo militar”™ y es utilizado con este sentido en Unrestricted Warfare, un libro de 1999 sobre estrategia militar. En 2001 el concepto comienza a ser manejado en ámbitos diferentes a la Fuerza Armadas Estadounidenses, tras la publicación de un artí­culo escrito por el General de Fuerza Aérea, Charles Dunlap, de la Duke Law School.  Estados Unidos (por medio de la USAID) es uno de los principales proveedores DE ASESORíA PARA LA REFORMA DE LOS APARATOS JURíDICOS EN América Latina”¦ en la lucha anticorrupción.”

“El poder Judicial (PJ)”¦ Es el único que”¦  deriva de complejos mecanismos de designaciones  polí­ticas y concursos”¦Esto le permite operar polí­ticamente bajo un completo manto de institucionalidad”

“¦” Lo hacen a través de “expertos”, que manejan un lenguaje técnico objetivo (el lenguaje jurí­dico) que se jacta de no estar “contaminado” por la polí­tica.”

La aplicación del instrumento Lawfare tiene diseñado un protocolo que define el momento oportuno de atacar, la reorganización del sistema judicial, la elección de los blancos y el uso de los medios de comunicación masivos.

Medios de comunicación masivos y concentrados: operan como “periodismo de guerra” de modo transversal a estas dinámicas, manipulando la opinión pública al magnificar algunos casso e invisibilizar otros, a la vez que “manufacturan consentimiento” sobre la corrupción como enfermedad del “Estado” y de lo público,  a diferencia de las buenas prácticas de lo privado.

Ejemplos de la aplicación del Lawfare los hemos visto en diferentes casos.  Recordemos la destitución del presidente Zelaya en Honduras o la inhabilitación de Dilma Rouseff como Presidenta  y el actual enjuiciamiento de diferentes personajes como Cristina Kirchner, Luis Inacio Da Silva, Lula, y una lista de ex funcionarios en El Salvador.

Caso muy ilustrativo es la selección por negociación polí­tica de magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia en El Salvador.  Sus resoluciones que incluye, entre muchas, anulación de decretos legislativos y hasta de diputados suplentes nombrados por el Tribunal Supremo Electoral así­ como de magistrados de diferentes instituciones por ser “polí­ticos”, tales casos son ejemplos claros de la aplicación del lawfare.

B. Operaciones especiales

El impulso de los intereses privatizadores y reducción del Estado también pueden llevarse a cabo con operaciones especiales de carácter polí­tico militar.  Es el caso de una operación  desarrollada actualmente por el Comando Sur de las fuerzas armadas norteamericanas que incluye amplios aspectos de carácter económico, social, polí­tico y comunicacional denominada Operación Venezuela freedom-2. ( red voltaire   25 de febrero de 2016)

“Este documento del SouthCom (US Southern Command, conocido en Latinoamérica como Comando Sur), fue revelado recientemente sin que el gobierno de Estados Unidos haya desmentido su existencia.” Según el documento el informe es firmado por el  Almirante Kurt W. Tidd,  Comandante U.S. Southern Command (SouthCom) en fecha 25 de febrero de 2016.

El informe tiene una fase precedente y una parte 2.  En la primera se hace referencia a lo ya acontecido. 

“¦impacto exitoso de nuestras polí­ticas impulsadas con fuerzas aliadas en la región en la fase 1 de esta operación, entre las que destacan:

“¦c)  Aislamiento internacional y descalificación como sistema democrático, ya que no respeta la autonomí­a y la separación de poderes.

d)  Generación de un clima propicio para la aplicación de la Carta Democrática de la OEA.

 e) Colocar en la agenda la premisa de la crisis humanitaria que permita una intervención con apoyo de organismos multilaterales, incluyendo la ONU.

En la segunda fase hay todo un plan y protocolo de acción:

Con los factores polí­ticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada”¦  nosotros no asumiremos el costo de una intervención armada en Venezuela“¦emplearemos los diversos recursos y medios para que la oposición pueda llevar adelante las polí­ticas para salir de Maduro.

a)  Bajo un enfoque de "cerco y asfixia", también hemos acordado con los socios más cercanos de la MUD, utilizar la Asamblea Nacional como tenaza para obstruir la gobernanza: convocar eventos y movilizaciones, interpelar a los gobernantes, negar créditos, derogar leyes

d)”¦ insistir en debilitar doctrinariamente a Maduro,”¦ como eje propagandí­stico, “¦opuesta(o) a   la libertad y la democracia, contraria (o)  a la propiedad privada y al libre mercado.

e)“¦ EEUU quiere una Venezuela próspera para todos”¦ con un gobierno eficiente, una democracia representativa y una economí­a abierta de mercado.

h),”¦ en el plano internacional hay que insistir en la aplicación de la Carta Democrática, tal como lo hemos convenido con Luis Almagro Lemes, Secretario General de la OEA y los ex-presidentes”¦

I)“¦ se hace relevante la coordinación “¦como las organizaciones no gubernamentales (ONGs), corporaciones privadas de comunicación como la SIP y diversos medios privados (TV, Prensa, Redes, circuitos radiales)

j)”¦ existe una alta probabilidad que los mandos identificados con el chavismo duro ofrezcan resistencia”¦ Por eso, hay que”¦ debilitar ese liderazgo y anular su capacidad de mando.

l) Si bien en este terreno foco de la situación militar no podemos actuar ahora abiertamente, con las fuerzas especiales aquí­ presente hay que concretar lo ya anteriormente planificado para la fase 2° (tenaza) de la operación. “¦ apoyado en las bases militares.

El informe finaliza ratificando lo sustancial de la operación:

En estas 12 recomendaciones están involucrados aspectos polí­ticos, económicos y militares que  protegen nuestros intereses

C. Confirmación de la operación Venezuela Freedom-2

Las siguientes declaraciones del Jefe del Comando Sur en su informe en relación con Venezuela confirma el diagnóstico de la fase precedente en el documento sobre la operación  Venezuela Freedom 2.

Venezuela atraviesa un perí­odo de inestabilidad significativa el año en curso debido a la escasez generalizada de medicamentos y comida, una constante incertidumbre polí­tica y el empeoramiento de la situación económica “, así­ lo afirmó el Almirante Kurt W. Tidd, Jefe del Comando del Sur de los Estados Unidos en su informe al Comité de Servicios Militares del  Senado el 6 abril 2017″¦

“¦Estas declaraciones aparecen justo cuando Estados Unidos y otros paí­ses ejercen presión sobre Venezuela, incluyendo una declaración aprobada por 17 delegaciones en una controvertida reunión de la Organización de Estados Americanos esta semana.”

Finalmente, la declaración de Venezuela como una “amenaza a la Seguridad Nacional de los Estados Unidos” aprobada por la Administración Obama continúa vigente; por su parte, los lí­deres venezolanos advierten desde hace tiempo que el decreto ejecutivo podrí­a utilizarse para justificar la intervención extranjera.   (Nota periodí­stica de Resumen Latinoamericano /6 de abril 2017)

CONCLUSIÓN

El neoliberalismo, impulsado en Latinoamérica desde los años ochenta,  ha concebido su necesidad de reducir el Estado y privatizar al máximo los recursos e inversiones públicas.  Para lograrlo desarrolla estrategias y operativos polí­ticos, que fueron concebidos militarmente con ese objetivo económico  fundamental. Por ello puede afirmarse que el neoliberalismo para lograr su objetivo libra sus propias guerras en contra de los intereses de las amplias mayorí­as que defienden los gobiernos progresistas.

Los golpes de Estado en Honduras, Paraguay, Brasil, los intentos de golpe de Estado en Ecuador, el intento de partir Bolivia y el golpe de Estado en proceso actualmente en Venezuela contra el gobierno Bolivariano, así­ como el bloqueo legislativo al gobierno del FMLN en El Salvador,  tienen una caracterí­stica común: 

Son gobiernos que priorizaron aumentar el papel del Estado en función de mejorar las condiciones de vida de los sectores populares y por ello contradicen las polí­ticas de privatización que impulsaron los gobiernos neoliberales para que los grupos hegemónicos nacionales o globales acumularan riqueza, tal como lo hace el actual gobierno de Macri en Argentina y de Temer en Brasil, de Paraguay, Perú y Chile.

Queda cristalinamente revelado  lo que se mueve en la profundidad de los hechos en Venezuela, El Salvado, Brasil.  Pero también es necesario registrar que los intereses de las poblaciones de paí­ses bajo ataque son defendidos y resistidos por movimientos sociales, también poderosos, como los de Argentina en contra de los ajustes neoliberales de Macri, y las manifestaciones de millones en Chile contra las administraciones de pensiones, (AFP´s) y volver a los sistemas de reparto,  que nos indican el camino de los pueblos para resistir las guerras neoliberales.

spot_img

También te puede interesar

Cecilio I. García
Miembro de la Red de Intelectuales, Artistas y luchadores Sociales en Defensa de la Humanidad.
spot_img

Últimas noticias