spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
lunes, 02 de agosto del 2021

¿El Gobierno Profundo colapsa?

(Tema no recomendado para quienes viven en el pasado)

El que Hillary Clinton perdiera la elección ha permitido que el gobierno de Donald Trump, los comités judiciales del Senado, del Congreso y entidades civiles lleven adelante investigaciones quede dejan al descubierto la falsedad de las acusaciones en contra del entonces candidato Donald Trump, las que se extienden hasta pasado su segundo año de administración.

En este montaje judicial además de actores locales, resultan involucradas y perjudicadas las agencias de espionaje internacionales conocidas como los “Cinco Ojos” integrada por los paí­ses: Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y los EE. UU.

Las investigaciones que se hacen públicas revelan: que el partido demócrata e Hillary Clinton, quien dirigiera el Comité Nacional Demócrata (CND) financiaron la elaboración del expediente falso con el que se pretendió evitar que el candidato Trump, ganará la presidencia.

Para esto acordó con la empresa Fusion GPS presidida por Glenn Simpson, que llevara acabo la contratación de un exagente del servicio de inteligencia del G6 inglés, de nombre Cristopher Steel, para que elaborar un expediente con el que evitarí­a la elección del entonces candidato.

Además, en caso no poder evitar su elección, altos dirigentes de la rama ejecutiva de justicia y agencias de inteligencia del presidente Obama, creyeron contar con lo que llamaron su “seguro de vida”; información con la que proseguirí­an una vez electo Trump, con el nuevo objetivo de cuestionar su integridad personal, salud fí­sica o mental, para declararlo incapaz de ostentar el cargo y relevarlo del cargo.

Para ejecutar esta última parte del plan debieron nombrar un Fiscal Especial, quien se encargarí­a de recopilar las pruebas para destituirlo.

Recientemente empezaron a ser públicos los testimonios de los involucrados y se va conociendo que la corrupción se encontraba en los más altos niveles del Departamento de Justicia (la fiscalí­a) del FBI y agencias de inteligencia, todas entidades dependientes del poder ejecutivo que dirigió el expresidente Hussein Obama.

Con esta información poca duda hay ahora de que el presidente conocí­a de estás actividades.

Sobre el tema no es primera vez que escribo, pueden leer varios artí­culos publicados que como columnista del periódico digital Contra Punto y hay publicados sobre el tema dos libros de ENSAYO titulados:

EL PRINCIPIO DEL FIN DE LA CORRUPCIÓN y

¿QUÉ SUCEDE EN LOS EE. UU.?

¿Por qué se conoce esto?

Gracias a los medios que llamamos prensa alternativa y las investigaciones desarrolladas por comités judiciales del congreso y senado de los EE. UU. y particulares como Judical Wach, John Solom, Sara Carter entre otros periodistas e investigadores responsables de que la verdad se conozca.  

Estas investigaciones y declaraciones juradas han dado paso a despidos, renuncias y perdidas de rango a más de 16 miembros del DOJ y FBI quienes posteriormente han debido presentarse a declarar ante los comités judiciales del congreso y senado.

Estas declaraciones han permanecido ocultas por un año al igual que informaciones relacionadas con el caso que transcurridos más de dos años y bajo el pretexto de no interferir en la investigación del Fiscal Especial esperamos también se de a conocer. El “seguro de vida” para declarar incompetente y golpe de estado al presidente Trump entre ellas.

Trascurridos dos años el Fiscal Especial, no ha presentado una sola prueba que indique que el candidato Trump en complicidad de Rusia fueron los artí­fices de la derrota electoral de la Sra. Clinton. Tampoco se han presentado pruebas de que el presidente Trump hubiese interferido en la investigación en su contra.

Conociendo estos antecedentes, los sucesos recientes son los siguientes:

1. Recientemente fue nombrado el director del Departamento de Justicia (Fiscalí­a) William Bart. El Fiscal Especial recién sometió a Bart, solicitud para continuar la investigación del general Michael Flynn; y al no poder sustentar los motivos para continuar la investigación tras dos años sin pruebas en su contra, esta solicitud fue denegada.

2. El Senador Doug Collins miembro del comité judicial senatorial ha desclasificado, hecho públicos testimonios de agente del DOJ y FBI tras esperar más de un año que lo hiciera el DOJ. Ahora los ciudadanos pueden conocer la verdad gracias a los testimonios de exmiembros del DOJ y exagentes del FBI, involucrados y cómplices en la utilización de documentos falsos para obtener ordenes judiciales (FISA) con las que se intentó desacreditar al presidente Donald J. Trump. Actividad que se ha desarrollado durante casi tres años.

3. Las declaraciones hechas públicas hasta el 15 de marzo son: el testimonio de Bruce Ohr alto ejecutivo del departamento de Justicia y la de Lisa Page abogado del FBI. Ambos involucrados han decidido colaboran con la actual investigación. (Lo que revelan la publicación de estos testimonios, continuará la próxima semana).

(*) El autor es Escritor

spot_img

Últimas entradas