spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
jueves, 05 de agosto del 2021

Dictan receso en audiencia crucial para Évelyn Hernández, acusada de homicidio

La Sala de lo Penal determinó que la resolución del primer proceso quen enfrentó la joven tení­a argumentos insuficientes para la condena. Ahora, las organizaciones sociales piden justicia.

spot_img

Este lunes se celebra la audiencia pública por el nuevo juicio contra Évelyn Hernández, una joven de 21 años que está enfrentando una acusación por homicidio agravado. Ella es una de las mujeres que terminan criminalizadas por la prohibición absoluta del aborto en El Salvador.

En la audiencia pública que comenzó el lunes, la Fiscalí­a cambió sus planteamientos y admitió que Évelyn no tuvo ninguna intención de matar al bebé. Sin embargo, insisten en aplicar el castigo por homicidio, que implica por lo menos 30 años de cárcel, porque la joven no pidió ayuda para salvar al recién nacido. 

Temprano en la mañana de ese lunes, Évelyn aún se mostraba consternada. Estaba junto a su familia. “Quiero decir que soy inocente”, dijo la joven acusada. “Nunca tuve intención de hacerle daño mi bebé”, reiteró.

La audiencia entró en receso porque faltaron testigos y una de las expertas (o peritos). Quedó para el 26 de julio, siempre en la sede de los tribunales de Ciudad Delgado.

Bertha Deleón, parte del equipo de la defensa, señaló que este giro en la posición de los fiscales muestra “una situación desesperada” por mantener la acusación alrededor del delito de homicidio. Como abogados se mantendrán en la posición de que en el caso de Évelyn Hernández “no hay delito que perseguir”.

Morena Herrera, activista feminista que ha estado acompañando a la joven acusada, recordó que la presión nacional e internacional sobre las autoridades salvadoreñas ha sido clave: "Para el sistema judicial, sentirse observados les hace cumplir de manera más cuidadosa con los procedimientos", apuntó.

El embarazo de Hernández es consecuencia de una violación. De hecho, su agresor abusó de ella en repetidas ocasiones.

Hernández sufrió un parto extrahospitalario en abril de 2016, pero el recién nacido no sobrevivió. Las investigaciones mostraron que el nene aspiró meconio, el material fecal que se encontraba con el lí­quido amniótico. Eso le provocó dificultades respiratorias graves, mismas que fueron la causa de muerte. El equipo defensor de Hernández insiste en que esta es la prueba de que no hubo ninguna intención ni tampoco hubo dolo por parte de la joven en dañar al recién nacido, pues no tení­a manera de controlar lo que sucedió. De hecho, la joven no sabí­a que estaba esperando un hijo: la emergencia obstétrica ocurrió en una letrina, porque lo que ella sintió fueron ganas de ir al baño.

La jueza Nury Velásquez no tomó en cuena estas evidencias de la investigación y condenó a Évelyn Hernández a 30 años de prisión por homicidio en perjuicio del recién nacido, en julio de 2017. Aunque los abogados apelaron, solo se confirmó la sentencia.

Sin darse por vencidos, los abogados acudieron a la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia para poner un recurso de casación.

En octubre de 2018, la Sala de lo Penal resolvió que la condena no tení­a un sólido fundamento y que, además, habí­a infringido las reglas de la sana crí­tica. Como consecuencia, se debí­a celebrar un nuevo juicio. La Cámara Primera de lo Penal de la primera sección del centro, después, ratificó lo que habí­an establecido los magistrados, ordenó nuevo juicio y apartó a la jueza Velásquez del caso.

En febrero de 2019, a Évelyn le fue concedida la libertad condicional mientras continuaba el proceso.

Luego de reprogramar cuatro veces, al fin quedó establecido el 15 de julio como la fecha para la audiencia pública. La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto señala que Évelyn Hernández “es inocente, no cometió ningún delito; esperamos que sea absuelta para que pueda continuar con su proyecto de vida”.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias