spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
domingo, 25 de julio del 2021

CRÓNICA EXCLUSIVA: Violencia sin límites provoca pánico en Bolivia

El senador Arturo Murillo, por el departamento de Cochabamba, por otra parte, confirmó la quema del hotel Victoria, de su propiedad, que operaba hace 20 años en el municipio de Villa Tunari que es la región productora de coca, y bastión de Evo Morales

spot_img

Una violencia sin límites estalló en Bolivia tras el anuncio de "renuncia obligada" que hizo el presidente Evo Morales la tarde del domingo desde el poblado de Lauca Ñ, zona productora de hoja de coca en el trópico del departamento de Cochabamba, en el centro del país sudamericano.

Los habitantes de La Paz, El Alto y otras ciudades reportaron atracos, incendio de viviendas y 66 unidades de la empresa de transporte "La Paz Bus" del municipio de La Paz, sede del gobierno de Bolivia. La pérdida supera los 11 millones de dólares.

El rector de la universidad pública de La Paz, Waldo Albarracín, denunció la quema de su casa en el barrio de Cota Cota, sur de La Paz.

La periodista Beatriz Laime brindó un dramático testimonio: "Fue la noche más larga y dolorosa. Tenían una lista y la ubicación exacta de qué casas quemar. Terrorismo puro (…) Hombres y mujeres munidas de barras de fierros, cañerías, palos salieron a las calles no solo para destruir, hasta parece que querían matar.

También el senador Arturo Murillo, por el departamento de Cochabamba, por otra parte, confirmó la quema del hotel Victoria, de su propiedad, que operaba hace 20 años en el municipio de Villa Tunari que es la región productora de coca, y bastión de Evo Morales.

Por otro parte, dirigentes del comité cívico de Potosí, sur de Bolivia, denunciaron la presencia de venezolanos y cubanos en las protestas. "Hay extranjeros, ellos son guías. Son cubanos y venezolanos. Nosotros los hemos identificado con nuestros propios ojos", precisó Marco Antonio Pumari.

Al grito de "guerra civil…guerra civil", un millar de pobladores leales a Evo Morales recorrían calles y avenidas de El Alto, la segunda más poblada del país. El grupo amenazaba con el destrozo de viviendas, y saqueo de negocios.

También se reportó la toma de una estación del Teleférico, un servicio de transporte por cable entre El Alto y La Paz.

Evo Morales remitió una carta al Congreso boliviano confirmando su "renuncia obligada", misiva que deberá ser aceptada o rechazada en los próximos días. Sin embargo, la cadena de renuncias de Morales, su vicepresidente Álvaro García Linera, la senadora Adriana Salvatierra y el diputado Víctor Borda ha provocado un "vacío de poder".

El artículo 169 de la Constitución boliviana establece un gobierno interino por 90 días, período utilizado para convocar a nuevas elecciones.

La salida legal por ahora es incierta en Bolivia, mientras los militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS) aún apuesta -en poco tiempo- con el retorno de Evo Morales, quien aseguró un refugio en México.

(*) Autor es periodista boliviano, colega de ContraPunto

spot_img

También te puede interesar

Mario Roque Cayoja
Corresponsal en Bolivia
spot_img

Últimas noticias