spot_img
spot_img
sábado, 23 de octubre del 2021

Contabilizan más de 17 mil candidatos para elecciones legislativas y municipales

El instituto colegiado ha declarado listo este proceso electoral que llevará a cabo a partir de las 7 de la mañana de este 28 de febrero y que solo podrán ser electos 3 mil 204 representantes.

spot_img

El Tribunal Supremo Electoral tiene contabilizado un total de 17 mil 74 candidatos, que participarán en las elecciones de este domingo, quienes tienen aspiraciones de ganar el voto de los salvadoreños para ocupar uno de los 84 puestos en la Asamblea Legislativa, 262 concejos municipales y 20 curules del Parlacen.

Por lo tanto, el instituto colegiado ha declarado listo este proceso electoral que llevará a cabo a partir de las 7 de la mañana de este 28 de febrero y que solo podrán ser electos 3 mil 204 representantes.

Se estima que más de 5.3 millones de salvadoreños están convocados para elegir a sus representantes, que lo podrán hacer en las 8,451 mesas electorales que estarán disponibles en todo el país.

Por lo cual, el TSE ha realizado varios llamados a los salvadoreños para que acudan a votar, esperando que la afluencia de votantes no esté afectada por el temor a la pandemia.

Dora Esmeralda Martínez, presidenta del TSE, recalcó que las condiciones están dadas para que la población confíe en la realización de las elecciones, por lo que pidió a los partidos políticos respetar los resultados que el ejercicio electoral arroje.

Martínez citó la cantidad de personas que trabajarán en diferentes sectores para llevar a cabo la elección, como respaldo a la transparencia del proceso, al mencionar que 3,663 observadores han sido acreditados para vigilar el proceso. De estos: 2,663 son observadores nacionales, y los restantes 1010 procedes de organismos internacionales.

Estos pertenecen a misiones de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de la Unión Europea (UE), del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de las Asociación de Organismos Electorales de Centroamérica y el Caribe, de la Unión Interamericana de Organismos Electorales, y de embajadas acreditadas en el país, entre otros.

Además, Martínez mencionó que el TSE cuenta con el apoyo del Centro Criptológico de España, el cual ha brindado apoyo para la seguridad del sistema informático que servirá para la transmisión de datos, y que esto ayuda a fortalecer la confianza y la credibilidad del proceso.

Martínez también informó que habrá 1,892 fiscales electorales distribuidos en los 1,595 centros de votación a lo largo del país, por lo que la población se puede auxiliar de estos para hacer las demandas que consideren pertinentes en caso de violaciones a sus derechos políticos.

Además, Martínez insistió en la obligación de respetar los resultados que arrojen las elecciones de hoy por parte de los partidos políticos. Para ellos brindó la cantidad de aspirantes a un cargo público que lograron inscribirse, comparado con el dato de cuántos finalmente serán elegidos por el voto de la población.

La presidenta del TSE citó que el trabajo del tribunal para sacar adelante las elecciones siempre ha representado el reto más grande del país en tiempos de paz. Eso incluye no solo a los magistrados y a todos los empleados del tribunal, sino a las personas que forman parte de las Juntas Electorales Departamentales (140) y Municipales (2,620), y a los miembros de las Juntas Receptoras de Votos (84,510), y a los vigilantes de los mismos partidos políticos que vigilan las elecciones en los propios centros de votación.

Desde 1994, la participación mayor registrada en una elección de Asamblea Legislativa ocurrió en 2009, cuando se dieron junto a las votaciones presidenciales en las cuales fue electo Mauricio Funes.

En esos comicios, participó el 54.1 % de las personas que estaban en el padrón electoral, equivalente al 60.8 % de la población de ese momento según los cálculos de la Dirección General de Estadísticas y Censos (Digestyc).

En 2018, la más reciente elección, alcanzó participaciones de 45.6 % del padrón o 53.3 % de la población.

Para generar confianza, el TSE ha tomado medidas biosanitarias para votar: una distancia de 2 metros entre personas, aplicación de alcohol antes y después de votar, aplicación de tinta indeleble con un hisopo y desinfección del bolígrafo con el cual el votante deberá firmar el padrón de firmas. El uso de la mascarilla será obligatorio.

Los electores deberán evitar contacto con el personal de la mesa electoral o Junta Receptora de Votos (JRV). Por ejemplo, debe colocar su Documento de Identidad (DUI) en el lugar en donde le indiquen y, después de la votación, será desinfectado.

Las personas adultas mayores deberán tener prioridad para ejercer su sufragio.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias