spot_img
spot_img
jueves, 06 de mayo del 2021

Congreso en desacuerdo con allanamientos y toque de queda por crisis del COVID-19

El presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, asegura que al Ejecutivo “se le está pasando la mano” con la restricción de los derechos constitucionales.

spot_imgspot_img

El presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, manifestó su desacuerdo con las intenciones del gobierno central del realizar allanamientos y toques de queda ante la crisis que se registra a escala mundial por la propagación del COVID-19.

Para el parlamentario, estas acciones pueden generar temor entre la población salvadoreña, a esto agrega que al Ejecutivo “se le está pasando la mano” con la restricción de los derechos constitucionales.

"El Ejecutivo tendrá que hacer modificaciones porque en la propuesta que ellos presentan se les ha pasado un poquito la mano porque en relación a la ley de restricción de derechos, ellos viene y meten el allanamiento, el toque de queda y eso ya te encrispa un poquito porque si de hecho con tres garantías constitucionales suspendidas: libertad de tránsito, cambio de domicilio y prohibición de reunirse pacíficamente genera ya un problema, imagínate ya un decreto donde le das potestad de allanamiento y toque de queda y de hecho sin tener eso ya un policía le dispara a un ciudadano en la calle, qué puede pasar al entender el toque de queda", dijo en la entrevista de Noticiero Hechos de canal 12.

Ante esto agregó que: "En el caso particular del allanamiento también nos genera un poquito de temor porque si de hecho ahora públicamente te meten pechadas, te ponen la bota en el cuello y te restriegan al ciudadano contra el suelo, qué no va a pasar en una vivienda donde los medios o nadie va a tener un teléfono para poder filmar una acción de esas".

Otro punto que se mostró en contra es el decomiso de vehículos a quienes no justifiquen por qué andan en la calle durante la cuarentena. "No se puede ser demasiado, muy radical”.

Por su parte, la administración del presidente, Nayib Bukele, justificó que con este decreto “toda persona está obligada a permitir el ingreso de delegados del Ministerio de Salud para inspeccionar el interior de casas, locales, predios públicos o privados“, con el fin de que evalúen las medidas sanitarias para el combate de la pandemia por COVID-19.

Entre las novedades del nuevo decreto, está la remisión del vehículo de una persona sorprendida en la calle y evaluada para cuarentena. Sin embargo, no bajo la figura del decomiso, sino la remisión con el fin de desinfectar el vehículo.

El decreto manda a que toda persona que incumple el “resguardo domiciliar” deberá ser evaluado por el personal médico y, si se cataloga como caso sospechoso, deberá guardar cuarentena controlada por 30 días, mientras no se confirme COVID-19.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias