viernes, 13 de mayo del 2022
spot_img

Conflicto en propuesta para universalizar abasto y regulaciones de gas propano

¡Sigue nuestras redes sociales!

Asamblea propone universalizar abasto de gas con válvula accesible, y regular prácticas anti-competitivas. Videngaspro y Asalvegas la aprueban, pero empresas como Tropigas la rechazan

Por Alessia Genoves


Una reforma de ley para abastecer el uso general de los cilindros de gas licuado ha propuesta en la Comisión de Economía de la Asamblea Legislativa. La regulación pretende evitar las prácticas anti-competitivas en la oferta y comercialización del gas propano en los hogares, estableciendo una válvula única y general.

La propuesta ha recibido la aprobación de las gremiales sindicales de distribuidores y de comerciantes de gas propano, como la de Vendedoras Unidos de Gas Propano de El Salvador (Videngaspro), y de la Asociación Salvadoreña de Vendedores de Gas (Asalvegas), a través de misivas dedicadas. Entretanto, las principales empresas distribuidoras: Tropigas, Zeta Gas y Grupo Tomza se reunirán con los representantes de la comisión, para ventilar sus aportes y observaciones.

Si es algo que nos va a ayudar, como dice el gobierno, estamos de acuerdo. Esperamos de que así como ellos dice que va a haber libre mercado, en cuanto al llenado, eso nos va a traer la oportunidad de que podamos vender cualquier marca, sin ningún contratiempo”, indicó el representante de Videngaspro, Edgardo Escobar.

Por otra parte, los síndicos informaron su desvinculación con el supuesto síndico Yuviny Galdámez, rechazando su postura respecto al proyecto de legislación. En sus observaciones, Galdámez comentaba que la propuesta no estaba “apegada a la realidad”; y que el llenado universal “va a traer más consecuencias que beneficios”.

Nos desmarcamos por completo de las declaraciones emitidas por supuestos representantes del sector, quienes en una conferencia de prensa dijeron estar en contra de esta reforma. Estas personas no representan nuestros intereses como trabajadores asociados y unidos”, manifestó Asalvegas.

Sin embargo, empresas como Tropigas han expresado sus contradicciones a la propuesta legislativa, en concordancia con las opiniones de Galdámez. Según observan, las medidas no cuentan con “fundamento técnico conocido”; y que “carecen de sustento fáctico” al proponer la universalización de válvulas.

Acceso universal

La propuesta de reforma a la Ley Reguladora del Depósito, Transporte y Distribución de Productos de Petróleo fue presentada el pasado 15 de febrero del presente año. Sugiere la modificación de 10 articulados de la ley, con propósito manifiesto de “garantizar el acceso al gas licuado a todos los salvadoreños, evitando las prácticas anti-competitivas entre las empresas distribuidoras”

De acuerdo con la comisión, se establece el “uso de una sola válvula en los cilindros para que sea accesible a cualquier consumidor, además de experimentar una mejor disponibilidad de productos a nivel nacional”.

Sin embargo, la propuesta “carece de sustento fáctico”, según empresas como Tropigas; añaden que “en la práctica cotidiana es el consumidor quien escoge al proveedor sin que el sistema de intercambio de cilindros sea un elemento a tomar en cuenta al momento de decidir sobre su preferencia”.

Entre otras cosas, la propuesta plantea “garantizar el acceso universal de los consumidores”. (art. 1). Además establece a la Dirección General de Hidrocarburos y Minas “como autoridad principal rectora del sistema de gas licuado” (art. 4-A). Dicha institución tendrá la colaboración del ejecutivo, autoridades ministeriales, autónomas, municipales y de la Policía Nacional Civil (PNC), para establecer sus competencias legales (art. 4-A, inc. 2)

Pienso yo que todo ésto nos va a ayudar, porque para darle gusto al cliente, la gasera va a poder llenar de cualquier color; y claramente nos va a poder identificar a los clientes por el sello que la gasera nos ha llenado. Entonces vamos a poder atender a todas las personas lo que ellos quieran”, expresó Escobar.

Rechaza competencia desleal

La propuesta establece la “libre recolección de cilindros” que será “independiente de la marca” quedando prohibido el “sistema de intercambio” y la “acumulación, destrucción o modificación de cilindros de otras marcas” (art. 8), prácticas que serán auditadas por la DGHM.

El compromiso sería de que llenen el gas como debe de ser, porque realmente no los llenan cabal. Y qu les den mantenimiento a los tambos, porque lo que les hacen es solo pintarlos, y ahí salen los tambos picados, con fugas de gas”, señaló Escobar.

Sin embargo, empresas como Tropigas disienten en dicho aspecto: “Nos extraña esta forma de manejar el asunto ya que desde hace tiempo vienen funcionando mesas de trabajo en las que participa la Dirección de Hidrocarburos y las empresas gaseras, en las que, se discute el intercambio de cilindros, de forma armoniosa basado en el entendimiento y buenas prácticas comerciales”.

Colocar un sello de inviolabilidad termo-encogible de los cilindros” es otra exigencia que establece la ley. Deberá basarse en el Reglamento Técnico Centroamericano para que “una vez retirado de la válvula del cilindro no pueda ser reinstalado”.

También establece la funciones de un “parque nacional de cilindros”. Las empresas “deberán acreditar al DGHM el listado o inventario de cilindros defectuosos o dañados para sacarlos de circulación; y marcados, para reparación o destrucción, según corresponda” (art. 9-A)

Las disposiciones generales para el desarrollo de los procedimientos serán delegados a la DGHM (art. 11). La propuesta además exige la modificación del Reglamento Técnico de la Ley que, entre otras cosas, “establecerá los procedimientos administrativos que deberán cumplir obligatoriamente todas las empresas envasadoras de GLP para la realización del intercambio una vez a la semana” (art. 10). El instrumento también es que se establece en los artículos 3, 5. 8, 9, 9B, 10, 12, 13, 16, 17 y 17 de la ley vigente.

Pero, según empresas disidentes como Tropigas, la DGHM ya se venía implementando desde la aprobación de la Ley, en 1970. Según ellos, “la modificación de ley propuesta, traería sin duda, muchos problemas de seguridad, puesto que el consumidor final no podría identificar o individualizar a la empresa gasera que llenó el cilindro, por lo que tampoco podrá determinarse -o se dificultará- establecer claramente quién sería y en qué proporción el responsable de dar mantenimiento y sustitución del parque de cilindros. Amén de que el consumidor verá afectado su derecho a escoger plenamente informado el proveedor de su preferencia, también se verá afectada la libre competencia.

El reglamento se modificará en los próximos 3 mese, eliminando las disposiciones que contraríen a la ley. Indica que “en caso de contradicción de éste y la presente reforma prevalece lo establecido en esta última”, misma condición que se aplicará sobre“cualquier otra regulación vigente que lo contradiga”.

Comparte este contenido en:
spot_img

También te puede interesar

Alessia Genoves
Periodista, redactora de ContraPunto, especialista en temas sociales, culturales y de género
spot_img

Últimas noticias