spot_img
spot_img
lunes, 25 de octubre del 2021

Confirman siete agentes y cuatro civiles capturados por caso Carla Ayala

Pericia forense establece que Carla pudo haber muerto casi de manera inmediata tras un impacto de bala en su cabeza

spot_img

La Fiscalí­a General de la República (FGR) en conjunto con la Policí­a Nacional Civil (PNC) informó este lunes sobre 11 órdenes de capturas giradas en los últimos dí­as en contra de agentes, jefes policiales y civiles vinculados al feminicidio y desaparición de la agente policial Carla Ayala, la madrugada del 29 de diciembre pasado tras una fiesta en el extinto Grupo de Reacción Policial (GRP).

El director de la PNC, Howard Cotto, detalló las capturas por este caso. Los capturados y los delitos por los que se les acusan, son los siguientes:

Los procedimientos de captura se realizaron entre el 31 de mayo y el 3 de junio recién pasados, y los imputados han sido acusados por Feminicidio Agravado, Encubrimiento, Incumplimiento de Deberes y Complicidad.

Entre los agentes capturados está el subcomisionado Julio César Flores Castro, máximo jefe del extinto GRP, y posteriormente asignado como subjefe de la delegación  de Soyapango, cargo del que fue suspendido en abril pasado. 

Asimismo, fueron intimados los agentes Wilfredo Deras Hernández y Ovidio Antonio Pacheco, quienes guardan prisión preventiva por este mismo caso, en el centro penal de Metapán y en las bartolinas de la PNC de Lourdes.

También se capturó a los agentes Alex Obdulio López, Salvador Enrique Chávez , Antonio Estrada Villalobos y Carlos Alberto Flores; tanto Villalobos como Flores está actualmente en Estados Unidos bajo custodia de la policí­a de inmigración conocida como ICE.

Además, se decretó otra orden de captura contra Juan Josué Castillo Arévalo, el policí­a prófugo y principal autor material de la desaparición y posible feminicidio de Carla Ayala.

Civiles capturados familiares de agente Castillo

En cuanto a los civiles detenidos se encuentran: Edgardo Alfonso Chavarrí­a Castillo, acusado de complicidad en la huida del agente Castillo; y Ví­ctor David Castillo Campos, a quien se le encontró en su poder el teléfono de Carla Ayala. Este último, según la Fiscalí­a, es pariente del principal autor material del crimen, Juan Josué Castillo, y de hecho fue capturado en el municipio de San Francisco Javier, Usulután, de dónde es originario el agente Castillo.

“Hemos recogido prueba testimonial, técnica, cientí­fica, para imputar la responsabilidad de los detenidos”, dijo el fiscal general, Douglas Meléndez.

Pruebas técnicas

Meléndez aseguró que en el caso, hubo desprecio en relación a Carla Ayala, y las acciones fueron encausadas más a encubrir a los hechores y no darle asistencia médica a la ví­ctima.

Guadalupe Echeverrí­a, jefa de la Unidad Antipandillas de la FGR, afirma que, con base a peritaje forense, Carla habrí­a sufrido el disparo en zonas cercanas a su cabeza, y que por la cantidad de sangre encontrada en el vehí­culo, y por la zona del impacto, probablemente murió minutos después del disparo dentro del vehí­culo.

"La ví­ctima no pudo sobrevivir con la lesión de bala en la cabeza, según han establecido diferentes indicios", dijo Chavarrí­a, quien detalló que con una lesión así­, el ser humano resiste con vida cerca de 60 minutos desangrándose (Hora de oro) y sin asistencia médica como fue el caso de Carla.

Advierte además que si bien, no se han encontrado los restos mortales de la ví­ctima, todo apunta, según pericias forenses, a que no sobrevivió, y por lo tanto, tienen elementos suficientes para establecer jurí­dicamente que hubo Feminicidio aunque aún no se encuentre el cuerpo “Hay jurisprudencia nacional e internacional que apoyan esta moción", subraya.

La FGR también logró determinar por medio de pruebas de balí­stica, que efectivamente fue el arma de Juan Josué Castillo la que disparó al interior del vehí­culo esa noche. Asimismo, ha determinado por medio de videovigilancia del 911 el trayecto del vehí­culo secuestrado por el agente Castillo, y en su interior la agente Ayala, probablemente ya fallecida.

Las cámaras han determinado la cooperación de los sujetos civiles capturados, y la negligencia en la captura de varios de los agentes implicados que no actuaron, y permitieron el escape de Castillo.

Tanto la PNC como la FGR no determinan por el momento el móvil del crimen, ni el tiempo que pueda trascurrir hasta encontrar a Carla.

spot_img

También te puede interesar

Redacción ContraPunto
Nota de la Redacción de Diario Digital ContraPunto
spot_img

Últimas noticias