spot_img
spot_img
miércoles, 12 de mayo del 2021

Comunidades Eclesiales de Base se pronuncian contra Ley de Reconciliación Nacional

La Corte Interamericana emitió una medida preventiva el pasado miércoles para proteger a las ví­ctimas respecto de las consecuencias que tendrá esta propuesta de ley.

spot_imgspot_img

Representantes de las Comunidades Eclesiales de Base se manifestaron este miércoles en los alrededores del Parque, Daniel Hernández, en Santa Tecla, en contra de la nueva Ley de Reconciliación Nacional, que actualmente está siendo discutida por los diputados de la Asamblea Legislativa y que ha sido calificada por expertos nacionales e internacionales como una “amnistí­a de facto”.

“Queremos hacer ver que nosotros como pueblo salvadoreño nos estamos resistiendo a esas leyes que discriminan, quieren borrar la memoria histórica de un pueblo que ha sufrido, no debemos permitir que se siga borrando nuestra memoria de aquellas ví­ctimas, aquellos hombres y mujeres que buscaron la liberación de sus pueblos (“¦) debemos nombrar a aquellos que siguen siendo parte de las injusticias, de este proyecto de muerte”, expresó Mercy Aguilar, representante de las Comunidades Eclesiales de Base de Santa Tecla.

Asimismo, los manifestantes reiteraron la importancia del papel de las ví­ctimas en esta situación, por lo que hizo el llamado a estar unidos como sociedad contra esta ley.

 “Quiero recordar que somos un pueblo. La mayorí­a de los que estamos aquí­ en el parque somos gente que tenemos ví­ctimas o fuimos ví­ctimas del conflicto (“¦) hemos sido golpeados por los victimarios (“¦) en cada familia difí­cilmente se olvida de un pariente (“¦) de nuevo hace falta que hagamos el esfuerzo y que seamos muchos los que luchemos contra la impunidad”, mencionó el Padre Trinidad Neto, miembro del Comité Nacional Monseñor Romero.

“Decirle a los miembros de la Asamblea Legislativa, en especial a los del FMLN que lucharon por el pueblo que ahora están contra el pueblo y ARENA ya sabemos que han sido los asesinados (“¦) solo les mandamos a decir que haya justicia contra ellos que esa ley no la firmen y si la firman que se hagan también responsables del castigo que les va dar el pueblo”, dijo Salvador Hernández, un veterano colaborador de las Comunidades Eclesiales, que fue arrestado y torturado en 1983 durante el conflicto armado . “Eso no se me olvida, por eso estoy aquí­, acordándome del sufrimiento”, agregó.

De momento, los diputados de la deben responder a la orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un organismo internacional de justicia que tiene jurisdicción en El Salvador, la cual dictaminó el pasado martes que el Estado salvadoreño debe detener el avance del anteproyecto de la llamada Ley de Reconciliación en su versión actual.


Sobre lo anterior, el director del Laboratorio de Investigación y Acción Social contra la Impunidad, Benjamí­n Cuéllar, quien también presenció el evento, cuestionó las crí­ticas de la diputada del FMLN, Ní­dia Dí­az, hacia este decreto dictaminado por la CIDH.

“La Ní­dia Dí­az ya mandó un mensaje diciendo de que esa Corte que tiene que ver (“¦) que tiene que ver en asuntos internos de El Salvador. Antes clamaban porque viniera la Corte, las Naciones Unidas, casi que viniera el papa a meterse asuntos internos (“¦) Estos dos partidos ya no tienen capital polí­tico, por tanto ya no tienen nada que perder (“¦) lo único que pueden ganar es blindarse con la impunidad”, cuestionó Cuéllar.

También estuvo presente Juan José Dalton, hijo del poeta Roque Dalton, quien expresó los deseos de su familia para que haya justicia por la muerte de su padre. “Yo fui guerrillero y yo estuve en las montañas de Chalatenango. Ahí­ me hirieron en combate (“¦) la lucha de mi familia ha sido por 44 años, (desde) que fue asesinado mi padre. Queremos saber dónde enterraron a Roque Dalton: no lo sabemos”, manifestó.

spot_imgspot_img

También te puede interesar

spot_img

Últimas noticias